Adicción a los videojuegos

La palabra adicción significa hábito, conductas peligrosas o consumo de determinados productos que crean una dependencia e interfieren en el desarrollo de la vida diaria. En esta ocasión te hablo de la adicción a los videojuegos.

En todo el mundo la afición a los videojuegos se ha convertido en uno de los principales hobbies de los jóvenes y los no tan jóvenes, pero ¿cuándo comienzas a tener un problema o una adicción a los videojuegos?

Se considera que tienes una adicción cuando le dedicas al menos cuatro horas al día a esa determinada actividad, desatendiendo el resto de obligaciones y responsabilidades.

La adicción a los videojuegos y la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recogido el “gaming disorder” dentro de la lista de adicciones, lo que significa que en más de 196 países se está preparando un plan para tratar y apoyar a las personas que sufren esta adicción. (CIE-11).

Pero, para considerarla como tal, se tienen en cuenta ciertos síntomas que vamos a comentar a continuación.

Pierdes la noción del tiempo

Adicción a los videojuegos

Cuando estás tan inmerso que pierdes la noción del tiempo. Las personas con adicción a los videojuegos se meten en su cubículo y se pasan horas sumergidos en interminables partidas sin notar si ha pasado una hora o treinta, olvidándose del resto de las cosas vitales incluso para su propia supervivencia.

Estos videojuegos tienen niveles infinitos o actualizaciones que hacen que nunca llegues al final. Controlar el tiempo que dedicas a estos juegos y procurar cambiarlo por otras aficiones es una forma de intentar dosificarlo.

En el Sur de Corea Lee Seung Seop jugó durante cincuenta horas seguidas al juego StarCraft y como resultado murió de un paro cardíaco tras sufrir deshidratación.