Javier Marín, CEO de Self Bank
Javier Marín, CEO de Self Bank

Self Bank se encuentra inmerso en un proceso de transformación en el que la entidad quiere ofrecer más servicios de valor añadido a sus clientes y por ello, ha decidido cambiar la marca del banco a Singular Bank. Así lo ha explicado el consejero delegado, Javier Marín quien además ha puntualizado que sería interesante salir a Bolsa porque hay pocos bancos en España “con un perfil de riesgo bajo”.

Singular Bank ofrecerá ahora tres modelos de relación con el cliente. Por una parte, mantendrá Self Bank como una plataforma digital y banqueros en remoto para los clientes más autónomos. Además estará disponible un “asesoramiento singular” con un banquero privado y en tercer lugar, la “gestión discrecional singular” con soluciones personalizadas. Estas últimas estarán dirigidas a clientes de mayor patrimonio (en torno a medio millón de euros).

Singular Bank se centrará en los ahorradores y el objetivo es convertirse en “el mejor banco de España para cada uno de los clientes”. Además de brindar una estrategia de 360 grados, transformando el modelo hacia una plataforma de servicios que da al cliente soluciones personalizadas basadas en los datos.

Además, esperan ganar dinero a finales del próximo año. “La pérdida de dinero no me preocupa, lo que me preocupa es llegar a los clientes potenciales, que nos vean como una opción”, ha matizado. Actualmente el banco cuenta con 500 millones de euros en depósitos, 500 millones de euros en valores y 1.000 millones en fondos.

En cuanto a posibles operaciones corporativas, el CEO ha aclarado que aunque hay “oportunidades de consolidación” en el sector bancario (especialmente entre los actores pequeños) hasta que no vean oportunidades inorgánicas no las analizarán para ver si tienen sentido financiero y estratégico.

UN BANCO AL REVÉS

En palabras de Marín, el objetivo de un banco no puede ser esperar a que cambien los tipos de interés. Por eso han decidido iniciar “un camino contrario a los demás” buscando la cercanía. Y han empezado con el proceso de apertura de oficinas.

De momento se encuentran en Madrid, Sevilla y Zaragoza, pero siguen explorando otras ciudades porque quieren seguir creciendo y tienen “vocación internacional”. Por ello, el consejero delegado ha confirmado que en 2020 abrirán “alguna oficina más”.

Para llevar a cabo todo este proceso, la entidad ha incorporado a trabajadores de 20 entidades distintas. “Es bueno aprender de todos”, ha destacado. En total se han unido 41 profesionales en los últimos cinco meses. “Incorporar unos 6 o 7 al mes no es bastante para el Santander pero si para nosotros” ha señalado Marín.

MIFID II, CARA Y CRUZ  

Javier Marín ha aprovechado para hablar sobre la normativa MiFID II. A su parecer, son un buen punto de partida pero cree que el análisis se puede hacer de forma más científica. Ahora se puede valorar el perfil de riesgo de un cliente con la información de gastos e ingresos.

Pero considera que también hay una parte más subjetiva, la de la situación concreta del cliente en un momento dado. Y eso depende de lo que te haya pasado ese mes, por ello puede salir más adverso al riesgo. Marín valora tener los datos del cliente (cómo gasta, cómo ahorra o qué créditos tiene) para valorar el perfil inversor.

Por otra parte, el CEO no ha querido hablar de objetivos numéricos. El foco está puesto en Singular Bank “en dar un servicio de calidad” y luego “vendrá la cantidad” ha concluido.

Comentarios de Facebook