Sidra El Gaitero
Director general del Grupo El Gaitero, Ricardo Cabeza.

Es de las bebidas que no falta en Navidades en casi ningún hogar de España para brindar. “Famosa en el mundo entero”, tal y como reza su eslogan, sidra El Gaitero está apunto de cumplir 130 años en un sector, el de las bebidas, que ha cambiado mucho. Tanto que, para mantenerse en forma, no basta con reventar las ventas en épocas navideñas, sino que la compañía lanzará un nuevo producto para desestacionalizar y colocarse como una alternativa a la cerveza.

“Para primavera de 2020, casi coincidiendo con nuestro 130 aniversario lanzaremos una nueva línea de la bebida de moda, las ciders”, explica a MERCA2 el director general del Grupo El Gaitero, Ricardo Cabeza. Se trata de una sidra más seca, en botellín de 33 cl o lata de 25 cl, “más adaptada a los gustos actuales, más fresca y ligera”, explica. Motivo por el cual se busca más para “un consumo after work o en el aperitivo, como alternativa a la cerveza principalmente”.

“La desestacionalización del consumo de sidra en España es algo en lo que llevamos trabajando varias generaciones, porque en el resto de Europa la mayoría de los mercados tienen un consumo más estable todo el año, superando incluso al de la cerveza”, recuerda el director general, quien fue nombrado hace justo un año en este puesto de nueva creación por parte de Valle, Ballina y Fernández (Grupo El Gaitero).

Se trata de una estrategia para “mantener y fortalecer nuestro liderazgo en el sector, a la vez que demostrar nuestra experiencia en las nuevas categorías que se están creando”. De hecho, las propias compañías cerveceras también se han metido de lleno en el mercado de la sidra, como Coca Cola con la bebida sudafricana Appletiser o Heineken con Ladrón de manzanas.

Esta última se lanzó en 2018 y consiguió llegar a 1,5 millones de hogares españoles. Ladrón de Manzanas se convirtió en el lanzamiento más exitoso del pasado año, según el ranking de Kantar. La compañía apuesta fuertemente por este tipo de sidra que se distingue de la tradicional.

FAMOSA EN EL MUNDO ENTERO

De vuelta a las ventas en la época por excelencia de sidra El Gaitero, la compañía familiar espera “mantener las sidras tradicionales y crecer en las nuevas variedades en el mercado español”. Su cifra de negocio alcanzó los 17,9 millones de euros en 2018, un 1% más que en el ejercicio 2017. De estas ventas, más de 15 millones se corresponden con sidras, mientras que 2,5 millones con otros productos fabricados, según datos del Registro Mercantil recogidos por InsigthView.

Cifra de negocio del Grupo El Gaitero en 2018. Fuente: Registro Mercantil.

En cuanto al panorama internacional, “creemos que consolidaremos posiciones en algunos mercados y estaremos presentes en las Navidades de nuevos países”, señala. En 2018, facturaron 1,4 millones de euros en sus mercados exteriores, de los cuales 879.655 se corresponde con sidra. Recientemente, Grupo El Gaitero participó en una feria de promoción en China.

Todo un reto para una empresa asturiana que en 2020 cumplirá 130 años bajo la dirección de la quinta generación familiar y con la sidra clásica etiqueta blanca y la extra etiqueta dorada como buques insignia. Dos sidras muy diferentes a la sidra natural tradicional asturiana que se escancia y no tiene burbujas; pero que no han pasado de moda.

Y para aquellos detractores de este tipo de sidra, El Gaitero también tiene respuesta en el mercado. “También existe la sidra natural espumosa, que es la que lleva carbónico natural fruto de una segunda fermentación, como nuestras sidras Valle, Ballina y Fernandez (Brut Nature), Pomarina (Brut) y El Gaitero etiqueta negra (seca), todas ellas acogidas a la DOP Sidra de Asturias”, sentencia.

Además, la compañía también se adapta a las nuevas generaciones. Uno de los estereotipos más comunes sobre la Generación Z (nacidos después de 1997) es que se abstienen de tomar alcohol. De ahí que cuenten con categoría sin alcohol en sus sidras más tradicionales.