PRISA Radio acaba de anunciar por sorpresa que Fran Guaita se convierte en el nuevo jefe de Deportes de Radio Valencia de la Cadena SER en sustitución de Pedro Morata, que estaba en guerra desde hace más de un año contra los máximos resposables del Valencia CF.

El grupo dice que este movimiento está asociado a “la reestructuración del departamento impulsada de cara a la nueva temporada radiofónica, donde la emisora líder renovará y reforzará contenidos con el seguimiento de los principales acontecimientos deportivos y el de los clubes y deportistas valencianos más destacados”.

Todos estos argumentos esconden el hartazgo que existe en PRISA con Pedro Morata, que pierde el puesto tras 28 años en el mismo por la salvaje guerra que ha emprendido contra el Valencia CF, que había protestado por el trato que le dispensaba la estrella de la emisora.

Recuerden que en octubre de 2019 MERCA2.es adelantó que Laura Martínez evitó el cese de Morata, que sin embargo se ha acabado confirmando por decisión del director general de la Cadena SER, Daniel Gavela, que no comprendía esta guerra interminable.

CENTENARIO CON PEDRO MORATA

El pasado año el Valencia CF celebró su primer centenario y la Cadena SER homenajeó al club con un especial emitido desde el palco de Mestalla que contaba con la dirección de Pedro Morata, narrador de los partidos a nivel estatal del club che en ‘Carrusel deportivo’ y conductor de ‘Ser deportivos Valencia’.

El problema es que a Morata se le cayeron varios invitados, entre otros el presidente Anil Murthy, y el locutor arremetió con un monólogo indigno de una emisora que se quiere llamar progresista: “Anil no fue al entierro de Waldo (exjugador del Valencia CF). Ni al tanatorio. Me dicen que porque tuvo un accidente doméstico. Se atragantaría con una ostra. Anil, has engordado, ¿pero te has visto? es que has echado un culo fondón que quiero que te veas“.

Morata también cargó contra Carlos Soler, al que tildó de “informal como persona” y llamó “egoísta” al exentrenador del club Rafa Benítez. La Cadena SER, alertada por tremenda colección de improperios en antena, expedientó al periodista murciano.

La emisora aseguró que Morata vulneró las normas deontológicas del libro de estilo de la casa y sobrepasó los valores contenidos en el código ético del Grupo PRISA y aseguró que no compartía “las manifestaciones descalificatorias” de Morata, hecho por el cual pidió “disculpas a las personas aludidas y a la propia institución, el Valencia CF”. Cierto es que la justicia ha declarado como nulo el expediente.

ENFADO CONTRA PEDRO MORATA

Pedro Morata, muy bien valorado en la SER porque fue una de las escasas estrellas deportivas que rechazó irse a COPE en 2010 junto a Paco González, ha perdido en Gran Vía 32 parte del crédito que albergaba por su colección de ataques contra los dirigentes del Valencia CF.

Anil Murthy aseguró en una carta enviada a Daniel Gavela y publicada por varios medios que “el Valencia CF no puede mirar hacia otro lado respecto a la furibunda campaña de desprestigio, basada en la animadversión personal, que está intentando liderar en vano un determinado periodista de la Cadena SER”.

En referencia a Morata, Murthy decía que “dicho periodista, que ya ha faltado al respeto en más de una ocasión a dirigentes, jugadores, exentrenadores y empleados del Valencia CF, sigue intentando aprovechar la repercusión de su reputado medio de comunicación para ir más allá de la respetable función de informar y opinar”.

Y denunciaba que Morata se había convertido “en una especie de activista cuyo principal cometido sea orquestar algún tipo de campaña personal de acoso y derribo, expresamente censurado por el libro de estilo de la Cadena SER”.

MEDIDAS LEGALES

Pedro Morata ha anunciado que ha tomado y tomará medidas legales contra la Cadena SER, que le apartó en mayo de la antena. Es evidente que el narrador está emborronando con sus adjetivos hacia Anil Murthy las brillantes denuncias que estaba realizando sobre los claroscuros empresariales que pesan sobre la construcción del nuevo estadio de Mestalla.

Cierto es que el propio Morata, muy cercano a Guaita, también tiene algunos asuntos que explicar. Y es que una empresa a su nombre, Anuario del Deporte Valenciano, se llevó casi 750.000 euros entre 2008 y 2014 en patrocinios de la polémica Diputación de Valencia que comandó el ‘popular’ Alfonso Rus, principal imputado en Taula.

Comentarios de Facebook