Banco Santander
¿Conoces tu cociente de seguridad online? El test de Banco Santander para que navegues tranquilo por la red

¿Sabes protegerte en Internet? ¿Navegas tranquilo por las redes sociales, al comprar  online o cuando accedes a la banca móvil? El Banco Santander propone un sencillo test con el que puedes averiguar si estás preparado para moverte con paso firme por el ciberespacio.

Un sólo toque de ratón basta para entrar en internet y acceder a un universo de información. Vivimos en una sociedad en la que la intercomunicación online forma parte de nuestro día a día. Por ello, cada vez se hace más necesario una navegación segura que nos permita usar la red de forma responsable y conocer no sólo las oportunidades que ofrece sino también los riesgos, amenazas y peligros que se pueden encontrar en Internet.

Banco Santander, a través de su web en España Bancosantander.es, propone un cuestionario de quince preguntas que permiten conocer el cociente de seguridad online y el personaje que lo representa: desde el hombre de las cavernas, pasando por un hípster moderno y tecnológico pero con algunas deficiencias en seguridad informática, hasta un superhéroe que lo sabe todo en seguridad online.

El objetivo es concienciar a la gente sobre la importancia de una navegación segura e intentar evitar así muchos problemas que suceden a diario. Quién no ha oído hablar del phising, en el que los hackers se hacen pasar por instituciones legítimas para obtener información confidencial de las personas.

Por ejemplo, una de las tácticas más frecuentes son los correos electrónicos a los clientes de los bancos para que refresquen sus contraseñas. Pero existen otros muchos a la orden del día, como el ransomware, en el que un software malicioso infecta el equipo y roba los datos para suplantar la identidad; o el business email compromise, también conocido como el fraude del CEO, ya que los atacantes diseñan un email para que parezca que ha sido enviado por un directivo de la compañía, por lo general dando instrucciones al objetivo para que realice una transferencia de dinero.

Ni las personas ni las empresas -sea cual sea su tamaño- están exentas de riesgos. Según un informe de KPMG, el 80% de las organizaciones ha definido la ciberseguridad como uno de los principales riesgos para sus negocios. De hecho, este estudio señala que el 40% de estas organizaciones ha sufrido ataques de este tipo durante el último año y, además, el 46% considera que no se encuentran adecuadamente preparados responder a este tipo de situaciones.

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) advierte de que el 95% de los ciberataques están producidos por fallos humanos, por lo que todos somos víctimas potenciales, e insiste en la importancia de las contraseñas seguras, ya que el 90% de ellas son vulnerables. “Un ciberdelincuente tarda 5 minutos en averiguar una contraseña fácil y más de dos años en encontrar una contraseña robusta”, señalan. A través de su Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) ofrece pautas y medidas que se pueden tomar para aumentar la protección.

CRECE LA INVERSIÓN EN CIBERSEGURIDAD

Un reciente estudio de Deloitte apunta que un 79% de las compañías españolas incrementó su presupuesto en ciberseguridad en 2017 respecto al año anterior. De hecho, en España este mercado movió ese año unos 1.200 millones de euros y crece a tasas anuales del 13%, según INCIBE, y las previsiones apuntan a que este sector tendrá un fuerte crecimiento en los próximos años.

Una de las empresas más comprometidas con este desafío es Banco Santander, que ha decidido invertir 400 millones de euros en los próximos tres años para combatir potenciales amenazas y garantizar la protección de los datos y los ahorros de nuestros clientes. Durante el pasado año, la entidad reforzó los controles sobre los riesgos relacionados con este tema y aprobó un nuevo marco de ciberseguridad y un modelo de supervisión de ciberriesgos.

La ciberseguridad es vital en la era digital. Los ciberataques y el fraude plantean riesgos sistémicos para los servicios financieros. Los clientes esperan que sus datos se custodien con seguridad y se traten de forma ética. Para atender esta demanda, en 2018 hemos seguido reforzando nuestras defensas a través del nuevo marco de ciberseguridad. Dado que nuestros empleados son nuestra primera línea de defensa, hemos lanzado una nueva política de ciberseguridad y conducta con las TI, que establece cinco sencillas normas para ayudar a proteger a los empleados y al banco de los ciberdelincuentes”, indica la entidad en su Informe anual de 2018. Estos cinco pasos son útiles para cualquier usuario de internet: