pareja

La vida en pareja puede llegar a ser algo a la vez bonito y complicado. Si hablamos del sexo o de las fantasías eróticas en la pareja suele haber alguna que otra discrepancia. La comunicación es la base de toda relación y esto se aplica a todos los ámbitos del día a día incluido el de la cama.

En verano tienes dos opciones, o no te apetece mantener relaciones porque el calor es insoportable o ves a tu pareja con menos ropa y te entran ganas de tirarte encima. Si el que se da es el segundo caso comienza la aventura. Puede ser que tengas deseos de hacer algunas cosas distintas para luchar contra la monotonía de la pareja y no te atrevas a contárselas a la otra persona o viceversa.

El verano es el mejor momento del año para que la imaginación salga a relucir y evitar las trabas del calor para tener una vida sexual activa. Te contaré algunos de los secretos que tu pareja piensa, pero que no se atreve a comentarte.

Te aviso que algunos de los secretos ocultos que puede tener tu pareja quizá no sean demasiado legales…

Juegos con hielos

pareja

En verano el hielo es algo que se usa a diario en las bebidas, pero ¿y si lo usas con tu pareja? El hacer siempre lo mismo puede llevarte al fracaso sentimental y que tu pareja se acabe cansando de la rutina.

Cuando hace calor más que nunca los hielos pueden formar parte de tus prácticas sexuales. Puede ser que ambos estéis pensando en lo mismo, pero que ninguno sea capaz de decirlo. Habla, pregunta y sugiere. Si no preguntas no sabes la respuesta. La complicidad y la sinceridad son fundamentales en la pareja.

Coge un hielo, cúbrele los ojos a tu pareja y pásaselo por el cuerpo desnudo. Olvida de que se moje algo, se seca y si no se lava. Desconecta del mundo que te rodea y dedicaos el tiempo que os merecéis. También puedes poner música de fondo y hacerlo al compás de esta.