retos al emprender

Para muchas personas su sueño es llegar a tener su propio negocio. Sin embargo, muchas de ellas no se animan a dar el paso porque creen que tendrían que invertir un dinero del que quizá no dispongan. Esta es una creencia bastante errónea que hay que superar, porque existen muchos casos de éxito que nos demuestran que emprender con poco dinero es posible.

La clave para triunfar con un negocio propio no está realmente en el capital inicial. Hay muchas personas con dinero que han puesto grandes sumas en negocios que no estaban bien planificados y al final han perdido su inversión. Pero también hay quien con una pequeña inversión ha conseguido un negocio que le permite vivir dedicándose a algo que le gusta.

Aunque siempre es necesario contar con un mínimo de presupuesto para poner un negocio en marcha, vamos a desvelarte algunos consejos que te ayudarán a darte cuenta que el dinero no lo es todo cuando se trata de emprender.

miedos al emprender con poco dinero

Ten muy claras tus razones para emprender

Si hablamos con cinco emprendedores sobre la razón que les llevó a montar su propio negocio es posible que cada uno de ellos nos dé argumentos diferentes. Esto nos demuestra que cada persona es diferente y, por tanto, las razones para emprender también lo son.

Lo importante es que desde el primer momento tengas muy claro por qué quieres tener tu propio negocio. Lo que recomiendan los expertos es que hagas una pequeña lista que recoja de tres a cinco razones para ponerte al frente de un negocio y que ninguna de ellas tenga que ver con el aspecto económico.

Seguramente descubrirás que hay motivos subjetivos como el poder desarrollarte profesionalmente o poder conciliar mejor tu vida personal y profesional. Graba bien esos motivos en tu mente, porque serán los que te ayuden a seguir adelante cuando encuentres obstáculos en tu camino de emprendimiento, que seguro que los habrá y no todos serán económicos.

Al emprender con poco dinero asegúrate de que tu modelo de negocio es rentable

Esto es algo que debería hacer cualquier emprendedor, aunque le sobre el dinero. Pero si te has lanzado a la aventura de emprender con poco dinero debes ser especialmente cuidadoso para no dar pasos en falso.

Emprender requiere de una planificación muy detallada. Puedes improvisar en otros aspectos de tu vida, pero desde luego no en este. Esto implica que vas a tener que dedicar tiempo y esfuerzo a elaborar un buen plan de negocio que incluya además documentos básicos como un estudio de mercado o un plan de marketing.

La idea es que antes de empezar a jugarte tu dinero compruebes si de verdad tu idea puede llegar o no a ser rentable.

Esto, que parece algo bastante lógico, es algo que muchos emprendedores pasan por alto. Y después de haber invertido mucho tiempo y dinero, se dan cuenta de que su proyecto nunca termina de despegar porque lo que ofrecen no le interesa a los consumidores.

riesgos al emprender con poco dinero

Recurre a ideas que sean lo más sencillas posibles

Cuando Jeff Bezos creó Amazon no lo hizo con la idea de ser un gigante del e-commerce a nivel mundial. Al principio solo vendía libros online y luego, poco a poco, a medida que su negocio fue creciendo, lo fue expandiendo hasta llegar a ser lo que es hoy en día.

Si a alguien exitoso como él le ha funcionado, ¿por qué no iba a funcionarte a ti? Quizá no llegues a ser millonario con tu negocio (seguramente tampoco sea ese tu objetivo), pero si empiezas poco a poco tendrás que invertir menos dinero y también la gestión será mucho más sencilla.

Existen muchas ideas sencillas que son buenas opciones para emprender con poco dinero. Por ejemplo, si te apasiona el mundo de los idiomas y quieres crear tu propia academia, quizá sea buena idea empezar primero online. Si la cosa va bien, puedes invertir luego tus beneficios en crear un aula física que funcione como una academia de idiomas tradicional.

Finánciate bien para emprender con poco dinero

Como decíamos antes, por muy económica que sea tu idea de negocio, siempre vas a necesitar dinero. Y puede ocurrir que no puedas disponer de esa cantidad que te hace falta, así que lo más lógico es pedirla prestada.

En este caso debes tener en cuenta que cuando pides dinero prestado la deuda no es solo por la cantidad solicitada, porque al final tienes que devolver esa cantidad más unos intereses.

Lo bueno es que hoy en día existen muchas maneras de conseguir financiación. Tienes a tu disposición a los bancos, pero también puedes recurrir a otras alternativas como los business angels o el crowdfunding. Como todas ellas tienen un coste, lo mejor que puedes hacer es realizar una comparativa para ver qué préstamo te va a salir más barato.

emprendimiento

Sácale partido al entorno digital si quieres emprender con poco dinero

Las nuevas tecnologías han demostrado ser especialmente beneficiosas a la hora de hacer negocios. Crear un negocio online es, a priori, mucho más barato que crear un negocio al estilo convencional. También la publicidad digital es más barata que la tradicional y hasta puede ser más efectiva.

Si te has decidido a emprender y no tienes muchos recursos económicos tienes que sacarle el máximo partido posible a tu dinero, y en este caso el entorno digital te puede resultar de gran ayuda. Incluso con algo tan accesible a nivel económico como una página web puedes empezar a ganar dinero si optas por modelos de negocio puramente digitales como un dropshipping o una web de afiliados.

Busca tu ventaja competitiva

Vendas productos o servicios, seguramente te vas a encontrar con que tienes mucha competencia y te resulta complicado destacar. Pues bien, la clave para hacerlo es detectar tu ventaja competitiva y saber sacarle partido. Lo bueno es que esto es algo que puedes hacer sin necesidad de tener que gastar dinero de más.

Partiendo de un buen conocimiento de lo que ofreces, de tus clientes y de ti mismo como profesional, serás capaz de ofrecerle a los consumidores algo especial que no pueden encontrar en tu competencia. Por ejemplo, un trato totalmente personalizado u ofertas especiales para los clientes más fieles.

Poniéndole ganas y recurriendo al ingenio, verás qué emprender con poco dinero y llegar a triunfar no es tan complicado como te parecía en un primer momento.