Sareb españa

DXC Technology Servicios será la encargada de dar soporte digital a la Sociedad de Gestión de Activos Procedente de la Reestructuración Bancaria (Sareb). La firma ha logrado un importante contrato con el llamado banco malo, después de lograr un mes atrás otro multimillonario con el Ayuntamiento de Barcelona. Con ello, ambos organismos pretender dar un paso hacia adelante en materia de digitalización y tratamiento de datos. Una decisión que busca ofrecer una mayor rentabilidad para el primero y dar un mejor servicio para los ciudadanos en el caso de la segunda.  

Una de las lecciones que está dejando la actual pandemia es que España necesita digitalizarse aceleradamente. El ejemplo más evidente está en la banca, que todavía cuenta con una extensa red de sucursales que ya no se usan, pero no es el único. En realidad, se trata de una necesidad de la economía española incluida la propia Administración. El caso del Ayuntamiento de Barcelona es un buen ejemplo, tras años de dejadez en esta materia. De hecho, el consistorio ha tenido problemas de forma continuada en los últimos años en cuanto al servicio de transición de datos.

De ahí, que uno de los puntos del concurso que se adjudicó el pasado 14 de agosto DXC Technology sea precisamente la transición de datos. En concreto, el objeto del contrato está relacionado con los “servicios de mantenimiento y evolución de una parte de las aplicaciones informáticas de la Gerencia de Personas y Desarrollo Organizativo (DGPO)”. Un acuerdo que costará al consistorio que dirige Ada Colau unos 2,5 millones de euros, pero que podría llegar hasta los 4,7 millones una vez pasen los años.

CRECIMIENTO EXPONENCIAL DE DXC TECHNOLOGY

Pese a que no han trascendido más detalles sobre el contrato entre Sareb y DXC, el objetivo de la firma es similar al que tiene con el consistorio. A grandes rasgos los servicios que ofrecerá la compañía comprenden los de modernizar el sistema interno de información, la generación de datos o la gestión de las nóminas de los empleados. Con todo ello, la Sareb espera poder reducir los costes de administración actuales y poder limar las pérdidas continuadas en las que incurre en cada ejercicio.

Los contratos del consistorio o de la Sareb se unen a otros muchos que ha logrado DXC en los últimos años. De tal manera, que la compañía ha logrado incrementar notablemente su facturación. La firma como tal nació en 2018 tras la fusión entre CSC y el área de servicios de HPE, como una apuesta segura de cara a dar solución a muchas de las nuevas necesidades que irían surgiendo a las empresas españolas en materia de digitalización. De hecho, solo en 2019 anunció casi 1.000 contrataciones para dar respuesta a la creciente demanda de sus servicios.

BancaRetailTransporte y Sector público, por este orden, son los principales sectores de negocio para DXC, aunque el primero destaca especialmente al generar casi el 40% de su facturación global. Ahora, la firma ampliará todavía más su facturación en dichas áreas gracias a los contratos firmados con Sareb y el consistorio barcelonés.

Comentarios de Facebook