Openbank cuenta ahorro

Ya ni se comercializa, ni aparece entre los productos del Banco Santander. La Cuenta 1|2|3, “su producto estrella”, ha durado poco más de cuatro años. La entidad ha despojado a sus clientes de todas las ventajas que tenía y la deja morir poco a poco mientras revive Openbank, su banco 100% online.

La Cuenta 1|2|3 aterrizaba en España en mayo de 2015. El Santander se sumergía así en una nueva estrategia con la que quería “reinventar y liderar la banca comercial”, además de elevar en torno al 40% los clientes vinculados.

Este producto se caracterizó por devolver parte del importe de los recibos domiciliados y, además, remunerar con acciones de la entidad al contratar o usar productos como tarjetas o seguros. Esta cuenta era similar a otra que lanzaron en Reino Unido en 2012 (aunque allí sin acciones) y tuvo bastante éxito.

En concreto, ofrecía una rentabilidad del 3% desde el primer euro y por tiempo indefinido para saldos superiores a 3.000 euros e inferiores a 15.000. Además, devolvía en efectivo entre el 1% y el 3% del importe de los recibos de gastos de hogar y seguros, colegios o impuestos, con un máximo de 110 euros mensuales en devoluciones.

LAS COSAS SE COMPLICAN

La estrategia fue un éxito y la entidad duplicó el número de clientes vinculados en España. Pero los tipos de interés bajos o negativos, una situación a la que el banco siempre ha aludido para justificarse, han llevado a la entidad a meter varios tijeretazos, hasta casi acabar con ella.

En febrero de 2017, el banco elevó el coste anual de la tarjeta (desde los 36 euros hasta los 72 euros). Y en diciembre de ese año, redujo el saldo máximo a remunerar a 10.000 euros.

En abril de 2018 volvió a reducirlo hasta los 6.000 euros y ya en octubre rebajó el saldo remunerado de la Cuenta 1|2|3 a tan solo 1.000 euros desde los 15.000 en que comenzó. Fue entonces cuando quisieron borrar la idea de “producto estrella”.

Las cosas se han complicado este año. La entidad anunció en octubre que a partir de 2020 dejarán de remunerar los saldos y los recibos de sus clientes. Es decir, se despide de ese 3% pero “a cambio”, estos no tienen que pagar los 6 euros al mes de mantenimiento de cuenta, tarjetas de débito y crédito.

Lo mismo ocurre con la Cuenta 132 Smart (para menores de 31 años).  El próximo año no tendrá comisión de mantenimiento, pero tampoco bonificará los pagos con tarjeta, como hacía hasta ahora.

Además, las acciones de la 1|2|3 dejaron de entregarse hace más de un año. En definitiva, ya no queda nada de ella y en consecuencia la cuenta ya no se comercializa activamente. La idea del banco es que los clientes opten por la cuenta Zero o, preferiblemente, se pasen a Openbank.

A OTRA COSA

Santander continúa con el foco en mejorar la vinculación y experiencia del cliente, tal y como explicaban desde la entidad el día de sus resultados trimestrales. En los últimos doce meses (hasta septiembre) aumentó en 1,8 millones los clientes vinculados y en 6,1 millones los clientes digitales.

Y su estrategia pasa por revivir Openbank. Este año la han llevado a Alemania, Holanda y Portugal. Para 2020 prevén que aterrice en Argentina y México.

Santander lanzó Openbank en 1995. Cinco años más tarde cambió su nombre por Patagon Bank, tras comprar una web argentina con ese nombre, pero en 2005 volvió a su nombre original. La verdadera revolución de este banco 100% online llegó en mayo de 2017 cuando dio un giro a su logo, página web y aplicación móvil.

Algunos de los productos de Openbank recuerdan a la la 1|2|3. Por ejemplo, la Cuenta Nómina, que permite a los clientes recuperar el 1% de sus recibos de Luz, gas, teléfono, móvil e internet. Además hacen descuentos a aquellos clientes que paguen con su tarjeta en restauración (Telepizza, Grupo Vips) sector hotelero (Booking, Iberia) cines, tiendas o gasolineras entre otros.

Y para atraer más clientes, el banco online se ha sumado a la guerra por captar nóminas.

GUERRA DE NÓMINAS

Para todas aquellas personas que decidan (antes del 31 de marzo de 2020) abrir una Cuenta Nómina Open (Openbank) e ingresen 1.000 euros, la entidad pagará 100 euros.  Y basta con ingresar 600 euros, si tienen entre 18 y los 31 años de edad.

Así, el Santander se suma a esta oleada de regalos (en tarjeta o efectivo) que lleva en pie desde hace tiempo y que tiene un claro ganador en España: Unicaja Banco. Ya tuvo una importante campaña antes del verano y actualmente vuelve a regalar una tarjeta de 250 euros para aquellos que domicilien la nómina (de más de 2.000 euros) durante diciembre y 50 euros, para los de más de 600 euros.

Ocurre lo mismo con la Cuenta Nómina de Abanca, que ofrece 150 euros por llevar tu nómina. La Cuenta Nómina de Liberbank, que, con una nómina igual o superior a 600 euros, te regala 150 euros durante este mes. O la Cuenta de Ahorro Online de Nationale Nederlanden, que regala entre 30 y 50 euros.