20201009115753

Barclays se ha mostrado optimista respecto a los próximos resultados de la banca española debido a su capacidad para anticipar provisiones y a su resiliencia en capital, y estima que 2021 será el año en que se reanudará el pago de dividendos, aunque solo en el caso de CaixaBank, Santander y BBVA.

Así lo ha señalado en un reciente informe, emitido a raíz de la segunda ola de coronavirus en España, en el que prevé unos resultados “neutrales” en el tercer trimestre.

En su opinión, las nuevas políticas de comisiones introducidas por Bankia, CaixaBank y Santander compensarán parcialmente la futura debilidad en los beneficios.

En cuanto al pronóstico para 2023, Barclays prevé que se mantengan tipos negativos, volatilidad en las divisas de mercados emergentes y las provisiones para préstamos incobrables, y cree que Santander, CaixaBank y BBVA todavía ofrecen las mejores perspectivas de rentabilidad de activos tangibles (RoTE).

RECORTA LOS PRECIOS OBJETIVOS

El valor favorito de Barclays es Santander, para el que sigue recomendando sobreponderar. Tampoco ha cambiado sus recomendaciones de sobreponderar CaixaBank y BBVA y de mantener Bankinter, Sabadell y BBVA.

Además, Barclays ha recortado el precio objetivo de varios bancos españoles: Sabadell a 0,42 euros (desde 0,45 euros), Santander a 2,6 euros (desde 2,9 euros), BBVA a 3,5 euros (desde 3,7 euros) y Bankinter a 3,8 euros (desde 4,2 euros).

En cuanto a CaixaBank y Bankia, mantiene sus precios objetivos de 2,5 euros y 1,3 euros, respectivamente.