Javier Chicote
Javier Chicote durante una entrevista en TVE.

El PSOE manipula igual que el PP, pero los socialistas lo hacen con profesionales”. Esta frase recurrente entre algunos directivos mediáticos se está cumpliendo de nuevo y en las redacciones, especialmente en el ABC de Javier Chicote, lo saben: ya no se reciben desagradables telefonazos de Carmen Martínez de Castro. Miguel Ángel Oliver infunde respeto.

Carmen Calvo no es Winston Churchill, pero tampoco pone y quita tertulianos como hacía Soraya Sáenz de Santamaría a través de la estresada María Pico. Y es que en el Gobierno del PSOE han recuperado el cuadernillo mediático de José Luis Rodríguez Zapatero.

Recuerden que ZP siempre lo tuvo claro: simpatía hacia PRISA, véase Cuatro; confección de un grupo afín con Mediapro, véase La Sexta; y trato amable hacia el enemigo número uno de Ferraz, Pedro J. Ramírez, tertuliano estrella del ’59 segundos’ que facturaba Contreras y emitía TVE.

Pedro Sánchez ha seguido la estrategia zapateril al dedillo: ten cercan a tus amigos, pero aún más cerca a tus enemigos. Por eso Federico Jiménez Losantos ha vuelto a pisar la moqueta de La Moncloa tras ocho años de ostracismo bajo los gobiernos de Rajoy. El turolense fue invitado y visitó a Ábalos, siempre dispuesto al chascarrillo teatral.

Por eso Pedro J. Ramírez ha vuelto a pisar TVE siete años después, en este caso como tertuliano VIP de Xabier Fortes. Y por eso Javier Chicote, el hombre que destapó la chapucera tesis de Sánchez, se mantiene como tertuliano de ‘La Mañana’ de La 1.

CHICOTE Y LOS LATEROS

‘La Mañana’ no carbura y por ello están relevando silenciosamente los temas sociales por la verdulería digna de las privadas: ahora toca perseguir a los lateros de las playas y a los vendedores ambulantes: con los abusos del Ibex-35 no se atreven.

Javier Chicote es uno de los comentaristas de estos temas que en la profesión se llaman “asustaviejas” por la facilidad que tienen de alarmar al personal más veterano con toda suerte de paridas que se desayunan junto al cruasán.

Chicote
Chicote destapó el plagio de Sánchez desde ABC.

El periodista riojano ha sido premiado este verano por la APM “por sus trabajos de investigación, tanto en el campo de la política como de la economía o el deporte, investigaciones realizadas siempre con rigor y constancia”.

Chicote lo recibió encantado: “Hay presiones brutales cuando un periodista publica informaciones incómodas para el poder, cualquier poder, pero son llevaderas porque vivimos en un país democrático. En algunos lugares alguien que se dedica a lo que yo me dedico estaría muerto”.

CHICOTE Y SÁNCHEZ

Chicote pudo explicarse en TVE sobre la ‘tesisgate’ de Sánchez: “Si acude a la justicia, que es lo que ha dicho, está en su derecho, yo lo comprendería, y yo estaré encantado de contárselo a un juez y de llevarle la amplia documentación que tengo en mi poder, con una serie de originales de unos plagios literales, sin entrecomillar, claros y rotundos en su tesis doctoral”.

Y recordó que “el plagio es una falta de integridad académica, no se puede hacer, y tengo las pruebas que lo demuestran. Es que no es algo sujeto a debate. Tengo un original publicado cinco años antes por otros profesores de la universidad”.

El redactor de ABC afirmó que la famosa tesis “es un volcado de datos oficiales sacados de distintos organismos públicos. Es un corta-pega, un pastiche, donde no hay conclusión alguna. El sentido de una tesis es que aporte algo al conocimiento en su campo de especialización. Aquí, la conclusión es que el gobierno tiene que apoyar a las empresas españolas en el exterior. Lógico, para eso no hace falta hacer una tesis doctoral”.

OCAÑA, RETRATO INTERMITENTE

Chicote no se cortó y señaló a Carlos Ocaña, hoy a sueldo del Real Madrid. El economista está a las órdenes de la mano anacrónica Florentino Pérez, siempre dispuesto a zampar cantidades ingentes de obra pública mientras promociona medios ultraliberales.

ABC no se quedó atrás contra Sánchez: “Su caso es un ejemplo de aprovechamiento del abuso de la autonomía universitaria, en este caso por una institución privada, muy necesitada de crear un número de doctores suficiente para cumplir con las exigencias de la legislación vigente”.

Y señalaron que “países como Alemania no han perdonado la mentira en los políticos que han copiado su tesis y nadie se lamenta de la defenestración de un dirigente que si miente sobre su tesis, puede mentir en todo. También en convertir la mentira en método se ha doctorado Sánchez”. En defensa de Sánchez salió, ¡cómo no!, El País, diario gubernamental con González, Rajoy y Sánchez.

Chicote
Cebrián, Sánchez y Caño antes de un debate organizado por El País.

Menos simpatías hacia Chicote tiene Pablo Iglesias, que recordó la desafortunada portada de ABC del 13 de mayo de 2016: “El ministro de Finanzas de Chávez confirmó a la Policía los pagos para crear Podemos”.

El secretario general de la formación morada mostró su enfado tras anunciarse el citado premio a Chicote: “La APM premia al autor de esta portada con informaciones falsas sobre Podemos, como quedó acreditado judicialmente. La periodista que investigó el máster de Casado se presentaba también al premio pero no se lo han dado. Así funcionan los brazos mediáticos del poder y las cloacas”.