Samsung estará presente en el MWC (Mobile Word Congress) 2017 que se celebrará en Barcelona entre los días 27 de febrero y 2 de marzo, y antes de este evento la compañía ha puesto sobre la mesa algunas de las novedades que serán destacadas.

En Youtube, la compañía reveló una pequeña demostración del nuevo concepto “Monitorless”. La intención es combinar la realidad virtual y aumentada para permitir que los usuarios vean el contenido de los equipos sin que tengan que tener una salida de imagen, lo que viene siendo un monitor.

Eso sólo prueba que Samsung viene a dar la razón a los rumores que hemos escuchado recientemente sobre su intención de sorprender con nuevos productos en el segmento de la realidad virtual y aumentada. Y es que cuando todo el mundo esperaba una gran apuesta por las Gear VR, la compañía coreana ha decidido que lo mejor es utilizar un ordenador sin monitor.

La idea que hay detrás de Monitorless es muy peculiar porque nos coloca frente a unas gafas estéticamente muy bien hechas, muy discretas y con un aspecto nada futurista, como sería de esperar, que podremos utilizar sin que mucha gente entienda cuál es su verdadera función, y que no es otra que manejar el móvil gracias a unas lentes donde se proyecta la pantalla de nuestro smartphone.

Este ingenio llegará a la ciudad Condal de la mano del llamado C-Labs que Samsung fundó en 2012 y que se encarga de buscar nuevas vías para experimentar con tecnologías que están marcando tendencias y que, en este caso, tienen que ver con la AR y VR.

Estas Monitorless se conectan con nuestro smartphone a través del conocido Wifi Direct que llevan muchos de los terminales Samsung y que nos va a permitir ver la pantalla proyectada sobre las lentes de las gafas. Así, con desbloquear el teléfono podremos ir pasando por las distintas aplicaciones mientras vemos las imágenes frente a nuestros ojos y consultamos lo que sea que queremos ver.

Pero esa utilidad como pantalla de nuestro móvil para cuando vamos por la calle no será su único uso y podremos hacer mucho más. Nuestro móvil podrá conectarse al ordenador vía 4G/LTE para recibir la señal del escritorio y, a partir de ahí, proyectar las imágenes a las gafas.

Así, tendremos acceso total a nuestro ordenador sin necesidad de estar delante de él (aunque en casa también funcionará) para manejar con la pantalla táctil del móvil todas las opciones imaginables. Desde un programa de retoque fotográfico hasta un juego gracias al gamepad táctil en el que se convertirá nuestro Galaxy.

Pero no termina aquí. Aunque todo esto que os hemos contado tiene que ver más con la realidad aumentada, si queremos concentrarnos para ver una película, jugar con un videojuego o leer tranquilamente un documento, estas Monitorless llegan con un modo VR que apaga la imagen que se ve a través de los cristales para quitarle toda la opacidad a la señal que nos llega desde el móvil.

Este uso es especialmente interesante porque cualquier contenido que tengamos en el ordenador podremos disfrutarlo en streaming en las gafas (vía Galaxy). Dentro de algunos días saldremos de duda sobre el posible precio que pueden alcanzar las Monitorless, aun que se adivina que no serán baratas y los rumores las colocan por encima de los 500 euros.