El gigante tecnológico surcoreano Samsung Electronics registró un beneficio neto atribuible de 5,49 billones de wones (3.911 millones de euros) en el segundo trimestre de 2020, lo que representa un incremento del 8,5% en comparación con su resultado del mismo periodo del año anterior, según ha informado la compañía, que ha destacado la fuerte demanda de memorias, así como la optimización de costes y el impacto positivo de atípicos en el negocio de pantallas.

Las ventas de Samsung entre abril y junio alcanzaron los 52,97 billones de wones (37.732 millones de euros), un 5,6% menos que en el segundo trimestre de 2019, mientras que el beneficio operativo de la compañía aumentó un 23,5%, hasta 8,15 billones de wones (5.805 millones de euros).

“A pesar de que la propagación de la Covid-19 provocó cierres y retrasos en las tiendas y los sitios de producción en todo el mundo, la compañía respondió a los desafíos a través de su extensa cadena de suministro global, mientras minimizaba el impacto de la pandemia fortaleciendo los canales de ventas en línea y optimizando los costes”, subrayó la multinacional en un comunicado.

RECUPERACIÓN DESDE MAYO

En este sentido, la compañía destacó una “recuperación parcial de la demanda global desde mayo” que ayudó a compensar algunos efectos de la pandemia, lo que resultó en unas ganancias por encima de lo esperado inicialmente, a pesar de que los ingresos trimestrales cayeron un 4% respecto al trimestre anterior y casi un 6% respecto al año anterior debido a la reducción en las ventas de teléfonos inteligentes y otros dispositivos.

En el segundo trimestre, la inversión de capital de Samsung alcanzó los 9,8 billones de wones (6.978 millones de euros), incluyendo 8,6 billones de wones (6.124 millones de euros) en el área de semiconductores y otros 0,8 billones de wones (561 millones de euros) en pantallas. De este modo, la inversión de capital de la compañía en lo que va de año alcanzó los 17,1 billones de wones (12.177 millones de euros).

De cara a la segunda mitad de 2020, Samsung Electronics espera una recuperación gradual de la demanda de dispositivos móviles y productos electrónicos de consumo. Si bien advirtió de que los riesgos persisten debido a las incertidumbres por la Covid-19 y la creciente competencia.

En el caso del negocio de memorias, la compañía espera que se recupere la demanda de memorias móviles y gráficas impulsadas por los nuevos teléfonos inteligentes y consolas de juegos. De su lado, en el negocio de pantallas espera un repunte de las pantallas móviles en el cuarto trimestre.

En el negocio de comunicaciones móviles, Samsung planea presentar nuevos smartphones, incluido el Galaxy Note y un teléfono plegable, mientras busca expandir las ventas de modelos de nivel medio. Se espera que el mercado de teléfonos inteligentes registre una intensificación de la competencia en medio de una recuperación gradual de la demanda en la segunda mitad del año.