Mind Analytics turismo

A pesar de esa “nueva normalidad” que no sabemos si la estamos viviendo ya o tardará mucho más en llegar, frente a esa temporada que se daba por perdida hace tan sólo semanas y pese a la incertidumbre, esa sí, indemne, podría haber sorpresas para el sector del turismo este verano. “Más de las que esperamos”, augura algún experto, pero sin datos que avalen el pronóstico, porque “es más una cuestión de olfato”, concluye. Pero, ¿por qué? “Porque las ganas de viajar superan al miedo al contagio”, explica a MERCA2, José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur).

Y la primera puerta para recibir a los turistas internacionales ya está abierta. El Gobierno anunciaba que levantará, a partir del 1 de julio, la cuarentena de 14 días impuesta a los visitantes extranjeros y el sector del turismo respiraba. “Se trata de un primer paso para esa apertura, pero muy importante, porque neutraliza una imagen muy desfavorable que España proyectó en Europa con una declaración súbita y sin preaviso de la cuarentena”, afirma Zoreda.

Esa cuarentena obligatoria establecida inicialmente “generó un perjuicio” a nivel de imagen entre potenciales viajeros, “al encontrarse con algo así como un portazo al turismo en verano” que  empeoró, aún más si cabe, al ofertarse países como Portugal, Grecia, Italia, Malta o Chipre como destinos turísticos para la temporada estival, “al haber anunciado que abrirían de inmediato” sus fronteras, comenta el vicepresidente de Exceltur.

La importancia del turismo en muchos países de Europa es incuestionable. Tanto es así que el presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, se encargaron de anunciar personalmente esta apertura y de hacer una llamada expresa a los turistas a visitar sus respectivos países.

CORREDORES TURÍSTICOS: ORIGEN Y DESTINO SEGUROS

 Una vez subida la persiana y fijada la fecha de apertura interesaría saber cómo será la entrada de clientes a la gran industria turística de España, porque “no estamos en un escenario Schengen con libertad de movimientos por Europa”, recuerda Zoreda. Al tratarse de un proceso desigual y diferenciado por zonas sanitarias que no coinciden necesariamente con las fronteras regionales o nacionales, la desescalada genera “reservas y cautelas” entre países.

Por eso, y aunque “lo ideal sería homologar criterios entre los Veintisiete”, la complejidad de “poner de acuerdo de golpe a todos en levantar fronteras o establecer la libre circulación” antes del 1 de julio, lleva a Exceltur a seguir apostando por “convenios bilaterales con países que permitan establecer corredores turísticos seguros”. En este sentido las opciones para la reactivación del turismo se multiplican porque, si bien España en su conjunto puede que no sea el destino más deseado en el exterior, los turistas extranjeros pueden cambiar de opinión ante la posibilidad de desplazarse “de origen seguro, a un destino seguro”.

En Mallorca, el tejido empresarial que se agrupa bajo el paraguas del sector junto con la Consejería de Turismo del Gobierno insular, “están en conversaciones con länder (estados federados) alemanes para abrir esos corredores”, asegura Zoreda al referirse a unas negociaciones “muy animadas e impulsadas, por el mayor conglomerado turístico, el touroperador TUI”. El consejero delegado de la compañía Fritz Joussen, aseguraba este martes que “ahora podemos planificar viajes a Mallorca, Canarias y el resto del territorio español”.

El directivo alemán destacaba, además, que “millones de turistas tienen la seguridad de que podrán veranear en España, una buena noticia tanto para las familias como para TUI y las agencias de viajes que asesoran a los clientes sobre sus decisiones de vacaciones”, destaca en un comunicado. Las sinergias entre España y Alemania generan una concatenación de intereses muy conveniente en un período previo a esa reactivación del turismo internacional en el que el tiempo apremia.

De esta forma, sería ideal establecer estas condiciones administrativas, sanitarias y diplomáticas entre regiones europeas, con territorios específicos de Alemania, Francia y Reino Unido, que son los principales países de procedencia de los turistas internacionales.

CAMPAÑA INFORMATIVA DESDE DOS ÁNGULOS

No cabe duda: que las ganas estén superando al miedo a viajar es la mejor noticia para el sector turístico, porque si el viajero está dispuesto a moverse, las cautelas administrativo-sanitarias que los países se interpongan entre ellos, “de alguna manera deberían dar refrendo al consumidor” para tomar la decisión con seguridad.

En este contexto las campañas informativas deben plantearse en dos sentidos con el objetivo de transmitir garantías a la hora de viajar, según el representante de Exceltur, que pone un ejemplo: “al ciudadano alemán le ofrece tranquilidad que ambos Gobiernos fijen protocolos comunes de ida y vuelta”, en otras palabras, “mi país no me deja salir a menos que cumpla unos requisitos sanitarios, y tampoco me dejaría viajar a Mallorca si la isla no reuniera unas mínimas condiciones”. Al mismo tiempo debe tener la seguridad de que se dan las circunstancias –riesgo mínimo- para regresar sano a su casa.

Por un lado, son necesarias para fomentar la confianza del turista esas “debidas precauciones” y, por otro lado, en el caso de España, para superar ese “portazo inicial al turismo”, transmitir ese “sentimiento de acogida y de bienvenida”, comenta Zoreda. Apelar a los sentimientos de proximidad y cercanía contribuyen también a reforzar la confianza necesaria para levantar el vuelo rumbo a España. “Somos el destino de calidad de toda la vida, pero con las medidas necesarias aplicadas en toda la cadena de valor, desde que el turista baja del avión hasta que vuelve a su destino”, defiende el experto como uno de los mensajes a trasladar al público potencial llamado a visitar España.

En definitiva, la reactivación del turismo está decidida y la fecha de apertura también, ahora faltan por perfilar los protocolos y procedimientos entre países que son los que necesitan conocer profesionales y turistas, para poner el sector en marcha.

Exceltur, que estimaba en unos 92.000 millones de euros las pérdidas por la inactividad del sector, considera que, con la vuelta del turismo internacional en julio, estas podrían reducirse en unos 20.000 millones de euros.

Comentarios de Facebook