Sacyr puente ancho Latinoamérica

Es una de las obras más importantes del Caribe, en general, y de Colombia, en particular. Se trata del conocido como Puente Pumarejo. Una infraestructura que suplirá a la anterior, levantada en 1974, y que Sacyr está a punto de finalizar. Su inauguración está prevista para el próximo 20 de diciembre.

El Puente Pumarejo ha sido construido por Sacyr y la colombiana Esgamo Ingeniería Construcciones. El consorcio de ambos tiene el nombre de SES Puente Magdalena. Se trata del puente más ancho de Latinoamérica ya que tiene 38,1 metros de ancho. Incluso supera al Puente de San Francisco (28 metros) y al de Brooklyn (26 metros). Consta de dos calzadas de tres carriles cada una de ellas, andenes peatonales (3,2 kilómetros) y carriles para bicicletas en ambos lados (3,2 kilómetros).

El Puente Pumarejo, en Colombia, tiene un ancho de 38 metros y una longitud de 3,2 kilómetros

El puente tiene una longitud de 3.237 metros de longitud repartidos de la siguiente manera: 2,25 kilómetros en el eje principal y 1 kilómetro de viaductos tanto en conexiones como accesos. Dicho de otra manera, se trata del puente atirantado más largo en Colombia.

En la construcción llevada a cabo por Sacyr se han utilizado 33.000 toneladas de acero. Como curiosidad, es el equivalente a cuatro veces y media la altura de la Torre Eiffel. También unos 180.000 metros cúbicos de concreto. Concreto es una mezcla de piedras, arena, agua y cemento. Una vez se ha solidificado, conforma uno de los materiales de construcción más resistentes tanto para hacer bases como paredes. Cuando está compactado, en el lugar que le corresponde, se le conoce con el nombre de hormigón.

SACYR Y LA COMPLEJIDAD DE LA OBRA

El Puente Pumarejo lo ha construido Sacyr en la desembocadura del río Magdalena. La altura máxima del puente es de 45 metros. Ello posibilitará el paso de barcos más grandes lo que permitirá mejorar la competitividad del puerto de Barranquilla. El puente une esta ciudad con la de Santa Marta.

Durante el mes de agosto, el consorcio en el que participa Sacyr completó el vano atirantado del puente. Fue en octubre cuando se desarrollaron las pruebas de carga. Y, en estos momentos, está concluyendo las obras complementarias. Para los tirantes del puente se han usado 1,2 millones de metros lineales de cordón de acero.

Fue el 28 de abril de 2015 cuando el gobierno encabezado por Juan Manuel Santos encargó la obra. El presupuesto del proyecto es de 188,15 millones de euros. Tendría que haber estado concluido en mayo de 2018, en concreto, el día 19. Pero la complejidad de la obra motivo su retraso.

Un retraso que vino motivado por la consecución de algunos predios (en concreto, con una planta de gas), licencias ambientales y determinados cambios en el primer diseño. Por ejemplo, la licencia ambiental no tuvo presente en un principio la intervención sobre el río Magdalena. Y los pilotes debían ser construidos sobre él. O la ubicación para realizar el estudio arqueológico. No fue la correcta en un primer momento. Sacyr entregará el puente al Instituto Nacional de Vías (Invias).