Sacyr
endesa

Sacyr ha recibido el aval de un juez a la operación por la que en febrero del pasado año vendió al fondo Corsair la participación del 15,5% que tenía en la empresa de autopistas Itínere. De esta forma, el Juzgado de Primera Instancia número 82 de Madrid desestima la demanda que Globalvía presentó contra esta transacción en el marco de la ‘batalla’ que mantiene con Corsair por el control de Itínere.

Sacyr Ebitda concesiones Latinoamérica

Sacyr redobla su apuesta internacional en la recta final de su plan estratégico

“Todos los ob­je­tivos del plan es­tra­té­gico 2015-2020 se han cum­pli­do”. Son palabras de Manuel Manrique, presidente de Sacyr, durante la última junta de accionistas....

En su fallo, con fecha del pasado 8 de enero, la jueza indica que el propio acuerdo que Globalvía alcanzó en julio de 2018 para comprar las participaciones que Sacyr, Abanca y KutxaBank sumaban en Itínere ya incluía una “cláusula” por la que la operación se condicionaba a que Corsair, primer socio de la firma de autopistas, no ejerciera su derecho a igualar la oferta de compra.

Asimismo, señala que, “por si hubiera alguna duda” sobre la cláusula, “el mismo día 27 de julio de 2018 en que se firma el contrato de compraventa” entre Globalvía y los tres socios de Itínere, todos ellos también firman “la que denominan Carta de Pago Compensatorio”.

Se trata de un documento en el que “las propias partes ya prevén que se ejercite algún derecho de adquisición preferente sobre las acciones o los derechos de crédito, pactando una compensación para el supuesto de que Gateway (Corsair), en uso de su derecho como integrante del pacto de accionistas de Itínere, ejercitase no todos, sino sólo alguno de sus derechos”.

Este auto, susceptible de recurso ante la Audiencia Provincial, se conoce al mismo tiempo que un nuevo laudo emitido en el otro proceso abierto en relación a la ‘batalla’ por Itínere, el arbitraje en la Cámara de Comercio de Madrid.

EL ARBITRAJE RATIFICA ANULACIÓN PACTO DE SOCIOS

El laudo arbitral aclara y ratifica lo que esta institución ya dijo el pasado mes de septiembre, esto es, que el pacto de accionistas de Itínere quedó anulado en febrero de 2018, unos meses antes de que en julio de 2018 Globalvía acordara la compraventa de participaciones con Sacyr, Abanca y Kutxabank.

Para Globalvía, este hecho afecta a la validez de la operación por la que Sacyr finalmente vendió su 15,5% en Itínere a Corsair y no a Globalvía. Si bien el laudo no se refiere expresamente a esta transacción, el grupo argumenta que se habría materializado en virtud de un pacto de accionistas que, según el laudo, ya no estaba en vigor.

No obstante, en fuentes de Corsair y Sacyr apuntan que la validez de su transacción deben determinarla los tribunales.

El contencioso tiene su origen precisamente en julio de 2018 cuando Globalvía anuncia el acuerdo para comprar las participaciones que Sacyr, Abanca y KutxaBank sumaban en Itínere, segundo gestor de autopistas del país.

Corsair, en virtud del referido pacto de accionistas, decidió entonces ejercer su derecho a igualar la oferta de Globalvía, si bien lo hizo sólo con la participación de Sacyr.

Ello llevo a que la ‘batalla’ ya abierta entre Globalvía, grupo de concesiones controlado por tres fondos extranjeros y presidido por Juan Béjar, y el también fondo foráneo Corsair por Itínere desembocara en varios procesos judiciales.

En paralelo, en febrero del pasado año, Sacyr vendió su 15,5% de Itínere a Corsair, que de esta forma elevó al 60% su participación en la compañía de vías de pago. Posteriormente, en julio, Globalvía se hizo con un 40,4% de la empresa al adquirir los porcentajes del resto de socios, las participaciones del 23,8% y el 16,3% que Abanca y Kutxabank tenían respectivamente. De ahí que la participación de Sacyr sea clave para inclinar la balanza por el control de Itínere.

Comentarios de Facebook