Sacyr

Sacyr ha publicado sus resultados en el primer trimestre de 2019 y son alentadores. La compañía ha obtenido un beneficio neto de 38 millones de euros, lo que ha supuesto un incremento del 10% respecto a los resultados cosechados el pasado año en ese mismo periodo. Otra cifra redonda es la del EBITDA, con 143 millones, un 28% más.

El fuerte crecimiento registrado en el primer trimestre del año refrenda el éxito de la estrategia de Sacyr. Esta estrategia pone el foco en la rentabilidad, la disciplina financiera, la consolidación en mercados estratégicos y en los negocios con un marcado perfil concesional. De hecho, el 77% del EBITDA procede ya de activos concesionales con bajo riesgo de demanda.

Sacyr

Sacyr da el paso: vende el 49% de su negocio en Chile

Sacyr lleva veinte años en Chile y ahora ha decidido dar el paso de vender su participación con la finalidad de reducir deuda.

Durante el primer trimestre, Sacyr registró un importante aumento del EBITDA en sus divisiones de negocio: Concesiones (+27%), Ingeniería e Infraestructuras (+40%), Servicios (+24%).

Además, la rentabilidad del grupo, medida por el margen de EBITDA, pasó del 12,6% del primer trimestre de 2018 al 14,7%.

Crecimiento de la cifra de negocios

La cifra de negocios de Sacyr se situó en 972 millones de euros (+10%). Este crecimiento es consecuencia del éxito en la contratación registrado por todas las áreas de negocio durante los últimos ejercicios.

Por su parte, la cartera de ingresos futuros cerró el trimestre en 42.912 millones de euros (+3%). La cartera refleja la fuerte internacionalización de la compañía: el 72% está situada ya fuera de España. Esta cifra llega hasta el 88% en el caso de Ingeniería e Infraestructuras y al 82%, en el de Concesiones.

Durante 2019, Sacyr se está adjudicando importantes contratos en sus mercados estratégicos. Es el caso, por ejemplo, de la autopista Los Vilos – La Serena (Chile), la ampliación del tranvía de Edimburgo (Reino Unido), sendos tramos de vías férreas de alta velocidad en España y Portugal o la nueva terminal del Aeropuerto de Tenerife.

Deuda financiera

La deuda neta del grupo se situó a cierre del primer trimestre en 4.177 millones de euros, con un ligero incremento respecto del cierre de 2018 (4.045 M €). La deuda neta con recurso, 1.124 millones de euros, se reduce respecto de los 1.138 millones de finales del pasado ejercicio.

Sacyr desinvirtió en el primer trimestre su participación en Itínere Infraestructuras, por la que obtuvo un total de 202 millones de euros. Además, con posterioridad a marzo, acordó la venta del 49% de siete activos chilenos por un importe total de 440 millones de euros.

Durante el primer trimestre la compañía terminó la devolución de los anticipos a la Autoridad del Canal de Panamá.

La compañía mantiene una política regular de retribución al accionista. El pasado mes de febrero abonó el dividendo a cuenta de los resultados de 2018 mediante scrip dividend: una acción por cada 35 ó 0,051€ por derecho. El 95% del capital eligió recibir acciones, lo que demuestra la confianza de los inversores en el valor.

Evolución por áreas de negocio

Concesiones.- Sacyr Concesiones tuvo una cifra de negocios de 218 millones de euros, el 51% superior a la obtenida en el primer trimestre de 2018.

Del total, 117 millones de euros correspondieron a ingresos concesionales, que crecieron el 22% por el crecimiento operativo de los activos, el inicio de la explotación del Aeropuerto del Tepual (Chile) y la positiva evolución del tráfico de las autopistas. Los 101 millones restantes (+108%) son ingresos de construcción, que crecen con fuerza por la ejecución de proyectos en Colombia, Chile y México.

El EBITDA alcanzó los 75 millones de euros, el 27% más.

La cartera de ingresos futuros se situó en 28.064 millones de euros (+4%), con un peso internacional del 82%.

Durante el primer trimestre, Sacyr se ha adjudicado dos importantes proyectos en Chile, la autopista Los Vilos-La Serena (864 M €) y el Aeropuerto de Chacalluta (203 M €).

La cifra de negocios de esta división alcanzó los 456 millones de euros, con un crecimiento del 14% respecto del mismo trimestre de 2018.

El EBITDA creció el 40%, hasta 41 millones de euros, y el margen de EBITDA mejoró hasta el 9%, frente al 7,3% de enero-marzo de 2018.

La cartera de infraestructuras alcanzó los 6.554 millones de euros, con un crecimiento del 6%, y supone 43 meses de actividad. El 88% de la cartera se sitúa fuera de España.

Cabe destacar la adjudicación de relevantes proyectos en Chile, como la construcción de los hospitales Sótero del Rio (328 M €) y Provincia Cordillera (153 M €). Además,  Sacyr se adjudicó la construcción de la línea Évora de alta velocidad en Portugal (130 M €) y el tramo de AVE Arejos-Níjar en Almería (98 M €). En Reino Unido, realizará la prolongación del tranvía de Edimburgo (120 M €) y en Tenerife (España) construirá el edificio que unirá las terminales 1 y 2 del Aeropuerto de Tenerife Sur (44 M €).

La cifra de negocios de esta división creció el 5%, hasta los 266 millones de euros. El EBITDA alcanzó los 24 millones de euros, el 24% más que en 2018, gracias a la aportación de todas las áreas: Medioambiente (+15%), Multiservicios (+98%) y Agua (+20%). El margen EBITDA crece y pasa del 7,7% al 9%.

La cartera de Servicios ascendió a 5.836 millones de euros, cifra similar a la registrada en marzo de 2018 (5.899 M €).

El 29% de la cartera ya es internacional. En este sentido, en el primer trimestre destacan los contratos conseguidos en Perú para la conservación de carreteras, con un volumen de 19 millones de euros, en Chile (13 M €) y Portugal (7 M €).

La cifra de negocios de la división Industrial alcanzó los 110 millones de euros (-17%) y sumó un EBITDA de 7 millones (-25%). La compañía ha finalizado grandes proyectos en cartera, como Nuevo Mundo y La Pampilla (Perú).

La cartera de Industrial asciende a 2.458 millones de euros, con un crecimiento del 9% respecto del primer trimestre de 2018. El 11% es internacional.

Sacyr Industrial ha firmado dos contratos BOP para la construcción de dos parques eólicos de 84 MW en Bio Bio y 155 MW en Antofagasta. El montante conjunto es de 61 millones de euros.

Además, se ha adjudicado la construcción de una planta geotérmica piloto de 5 MW en Laguna Colorada (Bolivia) por un importe de 15 millones de euros.