Sabadell gestora Amundi

Banco Sabadell ha firmado un acuerdo de servicios con IBM por un periodo de 10 años con el objetivo de impulsar el proceso de digitalización del banco y su estrategia de nube híbrida.

De la mano de IBM, el banco presidido por Josep Oliu quiere transformar su infraestructura tecnológica en una avanzada plataforma, capaz de integrar todos sus datos y aplicaciones y de facilitar una “visión central, única y completa” de sus clientes, ha informado la entidad financiera en un comunicado.

Así, IBM ayudará a Banco Sabadell a migrar sus actuales aplicaciones a un entorno de nube híbrida con “altos estándares” de seguridad y preparado para adaptarse a los cambios regulatorios.

El director de Operaciones y Personas de Banco Sabadell, Miguel Montes, ha destacado que con esta alianza se incrementa la resiliencia, seguridad y escalabilidad de la entidad, a la vez que se adoptan “elementos clave del nuevo paradigma tecnológico como es el cloud, el uso intensivo de datos o la inteligencia artificial”.

El acuerdo también se extiende a la filial británica de Banco Sabadell, TSB, a través de un contrato por el que IBM gestionará su entorno tecnológico, operando el centro de proceso de datos que la entidad tiene en Reino Unido.

TSB-SABADELL

La compra de TSB por parte del Sabadell ha estado marcada por los importantes problemas en la migración tecnológica. Esto llevó al banco británico a perder 240 millones de euros en 2018. No fue mejor en 2019, donde también hubo pérdidas millonarias. Sin embargo, el consejero delegado de la entidad, Jaime Guardiola explicó en la última presentación de resultados trimestrales que será 2020 cuando se vean beneficios.

El 25 de noviembre explicaron desde TSB cómo iban a conseguir sus objetivos. Y es que progresivamente, a lo largo de este ejercicio cerrarán 82 oficinas, esto es un 15% de su red actual. Una decisión que se enmarca en su plan estratégico (2019-2022) y tiene puesto el foco mejorar la rentabilidad y la eficiencia.

De hecho, este ajuste supondrá un impacto en costes de 210 millones de euros. Una decisión, que afecta a la plantilla y que la entidad ha justificado explicando que cuenta con más del doble de oficinas por cada 10.000 clientes, que la media del sector en Reino Unido.

Comentarios de Facebook