Banco Sabadell

TSB, la filial británica de Banco Sabadell, ha confirmado que sus servicios ya están operativos al 100%, después de haber resuelto una incidencia que provocó el retraso en el envío de determinadas transferencias como el pago de las nóminas.

TSB, la filial británica de Banco Sabadell, ha tenido problemas en su plataforma tecnológica este viernes, según ha confirmado la compañía a través de Twitter. El banco se ha comprometido a no dejar a ningún cliente sin efectivo.

TSB se ha disculpado públicamente después de que algunos clientes se quejaran por no haber recibido determinadas transferencias, como el pago de las nóminas. “Pedimos disculpas por las molestias causadas”, ha indicado el banco, que continúa trabajando para solucionar este incidente “lo antes posible”.

Sabadell desinvertir 12%

Sabadell se lanza a desinvertir para llegar al 12% ‘fully loaded’ en 2020

La entidad sigue trabajando en su plan de desinversiones de activos no estratégicos, con el objetivo de llegar al ratio CET 1...

Asimismo, la entidad ha asegurado que ningún cliente se va a quedar sin efectivo y ha pedido que quien lo necesite urgentemente puede contactar a través del número de teléfono que aparece en el reverso de sus tarjetas.

PROBLEMAS PARA EL SABADELL TRAS SUMAR A SABIS

Estos problemas se producen justo 18 meses después de que TSB migrara a Sabis, la plataforma tecnológica de Banco Sabadell, y que provocó que miles de clientes vieran sus cuentas bloqueadas, sin poder acceder a las mismas, e incluso siendo objeto de una ola de ataques de fraude que intentaban hacerse con sus datos personales.

Precisamente hace tres días, TSB hizo público un informe independiente elaborado por Slaughter & May, que concluía que el consejo de TSB pecó de un exceso de confianza en la preparación del plan de migración tecnológica de sus sistemas a los de Banco Sabadell en abril de 2018.

Este caos se desencadenó por la necesidad urgente de interconectar la plataforma de TSB en la de su nuevo propietario tras ser comprado a Lloyds, al que Sabadell debía pagar por continuar usando su servicio.

Slaughter & May sostenía que la migración podría haberse hecho de manera diferente, incluyendo la necesidad de contar con una supervisión más sólida o de haberse cuestionado la exactitud de todas las pruebas, mientras que el consejo de TSB está seguro de que contó con todas las garantías orales y escritas para determinar que podía proceder con la integración.