Ryanair

Michael O’Leary ha señalado durante la junta de accionistas que es demasiado prematuro esperar la llegada de los 737 MAX entre enero y febrero. El consejero delegado de Ryanair prefiere ser cauto y ha garantizado que este modelo se incorporará a su flota lo más probable entre marzo y abril.

La Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) está revisando las actualizaciones de software de Boeing para que los 737 MAX puedan volver volar. El modelo lleva bloqueado desde marzo tras dos accidentes mortales en menos de seis meses.

Ryanair

Ryanair se va de Canarias y Girona en plena caída libre del tráfico aéreo

El anuncio de cierre de cuatro de las bases de Ryanair fue un varapalo para la Islas Canarias y Girona. Pero además...

Las principales aerolíneas estadounidenses han cancelado todos los vuelos previstos con los MAX hasta diciembre, mientras que Southwest Airlines ha ampliado este plazo hasta enero.

Ryanair es uno de los mayores clientes del MAX con 135 pedidos de aviones en firme y 75 en opción de ampliación. O’Leary ha dicho que el “mejor de los casos” es que comiencen a volar en enero, aunque “es poco probable”.

Tras la aprobación de la FAA, la actualización deberá ser aprobada por el resto de autoridades mundiales que lo tienen bloqueado, la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por sus siglas en inglés), en el caso de los que pertenecen a Ryanair. Además, el modelo MAX200 que espera la compañía requerirá aprobaciones adicionales.

RYANAIR VE IMPROBABLE QUE LOS 737 MAX ESTÉN EN ENERO

Por ello, el consejero delegado de Ryanair ha indicado que la mejor opción sería que el primer avión llegara en enero, “aunque lo más probable es que lo haga entre febrero y marzo” si los MAX vuelven a volar en Estados Unidos antes de Navidad.

El ejecutivo ha mostrado su esperanza de que la FAA y la EASA aprueben “más o menos a la vez” el retorno a las operaciones de este modelo una vez que Boeing demuestre su seguridad. En su opinión, ambas autoridades “están en la misma página, pero no están de acuerdo en todo” y ha resaltado que Boeing está centrado “en abordar primero a la FAA, porque hasta que no le dé su aprobación no pasará a ser problema de la EASA.

Ryanair ha reducido el número de aviones MAX que volará el verano de 2020 de 60 a 30, aunque si se siguen retrasando esta reducción podría ser mayor. “Si el MAX no se certificara nunca, sería devastador para la industria” debido a los retrasos en los pedidos de los principales fabricantes de aviones, ha señalado O’Leary, que ha dicho que no tienen “un plan B”.

Además, ha detallado que el plan de la compañía es trasladar más aviones de su flota a las filiales de Malta –Malta Air– y Polonia –Ryanair Sun–.