Ryanair
Chris Ratcliffe/Bloomberg

Los tripulantes de cabina de Ryanair vuelven a la carga. La aerolínea se comprometió a convertir los contratos temporales de los TCP contratados por las agencias Crewlink y Workforce, formalizados con anterioridad al 1 de febrero de 2015, a contratos indefinidos directamente con Ryanair. Algo que no ha hecho.

“Ryanair ha incumplido la obligación en materia de contratación y alta en la Seguridad Social de los trabajadores que el pasado 1 de febrero debían ser ya empleados de Ryanair”, aseguran los sindicatos USO y Sitcpla, quienes han denunciado a Ryanair, ante la Dirección Especial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, por incumplimiento del acuerdo suscrito en enero.

En esta denuncia se hace referencia también al envío, realizado por Ryanair, de un modelo de contrato para ser firmado por los tripulantes, en el que se contenían cláusulas que contradecían la legislación laboral española, incluida el intento de modificación y falseamiento de la profesión a desempeñar para el puesto de trabajo que desempeñan por el de “agentes de ventas” o “agentes de servicio al cliente”.

Antonio Catalán

Antonio Catalán sale victorioso de sus cruzadas hoteleras

De NH a AC Hoteles. Y de ahí a sellar una alianza con Marriot y presidir AC by Marriot, uno de los grupos hoteleros...

Desde MERCA2 nos hemos puesto en contacto con Ryanair, pero explican que “no hacemos comentarios sobre las negociaciones con nuestro personal”.

Ambos sindicatos desconvocaron los últimos paros del 10 y 13 de enero tras llegar a un acuerdo con la compañía irlandesa, donde se incluían puntos como la puesta en marcha del primer convenio colectivo para los tripulantes. Pero el más importante de todos era el de aplicar la legislación española a los contratos laborales.

2018: UN AÑO DE REIVINDICACIONES Y HUELGAS

De hecho, tras muchas jornadas de paros protagonizadas por los TCP el pasado año, Ryanair se vio en la obligación de sentarse a negociar por las pérdidas económicas y los miles de vuelos cancelados que produjeron. En octubre anunció que ofrecería contratos bajo la legislación española a tripulantes y pilotos, por lo que esperaba llegar a un acuerdo con ellos en Navidades. Acuerdo que llegó más tarde; pero que, como han denunciado los sindicatos, no se ha cumplido como ellos esperaban.

De hecho, en el caso de los pilotos la situación se oficializó cuando Ryanair y el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) cerraron un acuerdo a través del cual la aerolínea aplicaría la legislación española a los contratos laborales como tarde el 31 de enero de 2019.