Ryanair
Jason Alden/Bloomberg

La low cost Ryanair vuelve a encontrarse contra las cuerdas. Los sindicatos de tripulantes de cabina en Europa decidirán en una reunión este viernes 7 de septiembre si convocan nuevos paros tras los de julio y agosto. De ponerse de acuerdo, se podrían producir huelgas a partir de mediados de septiembre, aseguran los sindicatos a MERCA2.

Durante esta reunión, que tendrá lugar en Roma, los sindicatos españoles, USO y Sitcpla; el portugués, Snpvac; los belgas CNE-CSC y LBC-NVK; el italiano UIL FILT-CGIL; el holandés FNV, y el alemán Verdi valorarán las huelgas convocadas durante los meses de julio y agosto, que supusieron la cancelación de más de 1.500 vuelos en Europa.

Además, no se descartan nuevas movilizaciones europeas contra la situación laboral de los tripulantes de cabina. Estos profesionales exigen que se aplicase la legislación nacional de cada país en el que opera, con las mismas condiciones laborales a todos los TCP, tanto de la propia empresa como los contratados por agencia o ETT. De esta forma, si convocan nuevas huelgas, “serán como pronto para la segunda quincena de septiembre”, apunta el responsable de Vuelo de USO Sector Aéreo, Ernesto Iglesias.

Alsa

Alsa tira los precios y se convierte en la alternativa ‘low cost’ del verano

Viajar en autobús siempre ha sido la opción más barata hasta que llegaron las aerolíneas low cost a España y rompieron el mercado del...

Así, la aerolínea podría protagonizar un caos aéreo parecido al vivido este verano. Más de 1.000 vuelos fueron cancelados en España, Portugal, Bélgica, Italia e Irlanda entre el 25 y el 26 de julio por la huelga de tripulantes de cabina.

Ese mismo mes, los pilotos de Irlanda también se plantaron el 12 de julio. Ryanair anunció recortes del 20% de su flota con base en Dublín este invierno y posiblemente el despido de 100 pilotos y 200 tripulantes de cabina en las próximas semanas. Casi un mes después, el 10 de agosto, los pilotos en Alemania, Irlanda, Bélgica y Suecia llevaron a cabo paros que obligaron a cancelar 400 vuelos y casi 75.000 pasajeros afectados en todo el continente.

Todo ello ha dado como resultado un tímido crecimiento de pasajeros de Ryanair en agosto: aumentó un 5%, hasta llegar a los 13,3 millones de clientes con un índice de ocupación del 97%. “La falta de personal en el control aéreo y la huelga innecesaria convocada por los pilotos el 10 de agosto provocaron la cancelación de casi 550 vuelos en agosto, frente a las 27 cancelaciones de agosto de 2017”, alegaron desde la irlandesa.

ESPAÑA EN ‘STAND BY’

La reunión de los sindicatos en Europa se produce en un contexto en el que Ryanair está firmando acuerdos con sindicatos de pilotos y tripulantes de cabina en Irlanda e Italia. Sin embargo, en nuestro país la situación no ha mejorado. La reunión prevista para el 5 de septiembre entre USO, Sitcpla y la dirección de Ryanair se desconvocó tras la dimisión de la directora general de Trabajo, Concepción Pascual. “De momento, no hay alternativa ni en cuanto a nueva fecha de reunión ni de la persona que seguirá al frente de la mediación”, explica Iglesias.

Aún así, los sindicatos denuncian que “en España Ryanair solo se ha sentado con ellos obligado por la Dirección General de Empleo, y nunca ha atendido las reuniones que le hemos solicitado, alegando que es Ryanair quien debe elegir con qué personas de cada sindicato negocia”.

Por su parte, el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) presentó el 3 de agosto una demanda a Ryanair ante la Audiencia Nacional por irregularidad en los contratos de los pilotos que tienen base en España. Tras un año de negociaciones, la negativa de Ryanair a reconocer a Sepla y de aplicar la legislación laboral española de sus pilotos que operan en España fuerza al sindicato a hacer uso de la vía judicial para conseguir este objetivo.