Ryanair
Jason Alden/Bloomberg

La principal vía de entrada del turismo extranjero en España son los aeropuertos. Y en el espacio aéreo, Ryanair es la aerolínea que más pasajeros transporta en España (46,8 millones en 2018, según datos de Aena). Por ello, el anuncio de cierre de algunas bases en España refleja el complicado momento que está sufriendo el turismo en España, lastrado por el Brexit y la recuperación de destinos como Turquía.

Recientemente, Ryanair confirmó su intención de cerrar sus bases en Las Palmas y Tenerife el próximo 8 de enero, así como el posible cierre de la de Girona y despidos en general. Motivo por el cual los sindicatos USO y Sitcpla de tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair en España han convocado una huelga de diez días el próximo mes de septiembre (1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 28), en las trece bases españolas de la aerolínea irlandesa.

El cierre de bases de Ryanair refleja el complicado momento que está sufriendo el turismo en España, lastrado por el Brexit y la recuperación de destinos

A la huelga podría sumarse también el colectivo de pilotos de la compañía aérea representados por Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla). Los puestos de trabajo de 100 pilotos estarían en juego. Un anuncio que se produce días después de haber anunciado a la prensa que pensaba rescindir el contrato de 900 tripulantes en toda Europa, sin especificar dónde ni cuándo. 

España sigue cosechando récords turísticos, pero con síntomas de ralentización. En junio, el país recibió la visita de 8,8 millones de turistas internacionales, un 3,2% más que en el mismo mes de 2018, según los últimos datos actualizados de la Estadística de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur). Pero el principal país emisor, Reino Unido, está dejando de viajar a España. En junio nos visitaron un 5,3% menos de británicos y lo que va de año un 1,4% menos, con respecto a los mismos datos de un año anterior. Aunque la caída más acusada en junio fue la de los nórdicos (un 9,2% menos).

LA AGONÍA DE CANARIAS

El cierre de estas bases es un duro golpe para España, pero más concretamente para el archipiélago canario, que vive su particular parálisis turística. El pasado año, el turismo descendió en Canarias un 3,3% hasta los 13,7 millones de viajeros. Y en lo que va de año la caída es del 2,8% (6,6 millones hasta junio). Mucho más pronunciado fue el descenso en junio cuando el número de viajeros cayó un 7% (931.810 turistas) con respecto al año anterior.

Islas Canarias: el paraíso del turismo en horas bajas

Crece la preocupación por la caída del turismo en Canarias, uno de los destinos turísticos por excelencia para españoles y extranjeros. Pero...

Y las previsiones no son mejores. Para la temporada de verano, se prevé una caída del 10% del turismo alemán en muchas de las islas canarias, mientras que para Mallorca el descenso ronda entre el 10% y el 15%, según pronosticó la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat). Los hoteleros no esconden el hecho de que la recuperación de países como Turquía, Túnez o Grecia está afectando también a la caída del turismo alemán. 

La quiebra de aerolíneas como Germania o Air Berlín han supuesto un duro golpe para el archipiélago español; pero las estrategias de otras compañías aéreas también se han convertido en un grave problema turístico para Canarias en el corto y en el largo plazo. Además del cierre de bases de Ryanair, Air Europa también se marchó de Canarias por la baja rentabilidad de los vuelos entre islas. Air Europa Express, marca con la que operaba estos vuelos, alcanzó un acuerdo de código compartido para mantener la competencia en Canarias, que permitirá mantener las frecuencias.