Rovi está preparada para abastecer la vacuna de Moderna a mercados fuera de Estados Unidos a partir de principios de 2021, según recoge una presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) relativa a la actualización de su estrategia con motivo de su Día del Mercado de Capitales 2020.

En concreto, tras el acuerdo con Moderna, Rovi proporcionará capacidad de llenado y envasado de viales mediante la adquisición de una nueva línea de producción y equipos para composición, llenado, inspección visual automática y etiquetado para respaldar la producción de cientos de millones de dosis de la vacuna candidata.

Así, Rovi contará con tres plantas involucradas en el acuerdo con Moderna y la capacidad anual existente de viales será de 600 millones de dosis.

Moderna ha confirmado conversaciones avanzadas con la Comisión Europea para suministrar a Europa 80 millones de dosis de la vacuna de ARNm contra COVID-19 (ARNm-1273), además de una opción de compra de hasta 80 millones de dosis más.

Moderna anunció la semana pasada que la Junta de Monitoreo de Seguridad de Datos (DSMB, por sus siglas en inglés), designada de forma independiente por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), reportó que el estudio de fase 3 de ARNm-1273, su candidato a vacuna contra Covid-19, ha observado una eficacia del 94,5% en los primeros análisis.

Por otro lado, Rovi ha confirmado sus objetivos de crecimiento para 2023, año en el que aproximadamente prevé duplicar los ingresos operativos de 2018, que se situaron en 303,2 millones de euros, y multiplicar por 2,5 el resultado bruto de explotación (Ebitda) recurrente de 2018, que se situó en 63 millones de euros.

Rovi ha señalado que la próxima fase de crecimiento estará impulsada por varios catalizadores clave (biosimilar de Enoxaparina, Risperidona-ISM, LetrozolISM, actividades M&A o contrato con Moderna), respaldada por un negocio de especialidades farmacéuticas “sólido y en crecimiento”.