Roldán economía sostenible

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, ha alertado del “gran desafío” para la banca española que supone acometer la transformación que exigen los Principios de Banca Responsable, un proceso de “costes desconocidos” para empresas y consumidores.

Durante la inauguración de la jornada Principios de Banca Responsable y su impacto en la sociedad, organizada por la AEB y la asociación bancaria CECA, Roldán ha hecho hincapié en que el cambio climático es una realidad incuestionable y “un problema global que requiere soluciones globales”. Por ese motivo, ha pedido un “contrato social” para repartir los costes que supondrá la transición a la economía sostenible, que afectará a las empresas, a los consumidores y al sistema financiero.

Los Principios de Banca Responsable son una iniciativa del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI) que establece un estándar mundial sobre lo que es un banco responsable y representa el primer marco global del sector para incorporar la sostenibilidad a todas las áreas de negocio.

Hipotecas marzo

Las hipotecas (y su valor) se disparan en marzo

El número de hipotecas constituidas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad cerró marzo con una subida del 15,8% con respecto al...

A través de su adhesión a ellos, medio centenar de bancos firmantes, entre los que figuran entidades españolas como Santander, BBVA, CaixaBank y Bankia, han formalizado su compromiso para alinear sus actividades empresariales con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas y el Acuerdo de París sobre cambio climático. “Se necesitan cambios profundos en la gestión, el proceso de toma de decisiones, la cultura de las organizaciones y el desarrollo de capacidades de liderazgo responsable y ético”, ha explicado Roldán.

De la misma manera, José María Roldán ha destacado que “a pesar de las nuevas exigencias, nuestros bancos no van a dejar de pasar esta oportunidad única para ser reconocidos como un actor de primer orden en la construcción de esa sociedad más justa y sostenible que todos deseamos”. “No hemos sido los primeros, tampoco los últimos, pero España tiene que estar en esa carrera”, ha apuntado.

HACER DE LA NECESIDAD VIRTUD

El presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Emilio Ontiveros, destacó en su ponencia que “la banca española tiene la ocasión de hacer suyo el reto de integrar los riesgos derivados del cambio climático en su actividad, al igual que ya hacen los bancos centrales y los supervisores, que evalúan el impacto de estos riesgos sobre la estabilidad financiera”. Estos riesgos, asociados al cambio climático, “son singulares y analíticamente complejos, dado que su distribución temporal y la estimación de sus probabilidades no es fácil”, agregó.

Es el momento de que las empresas financieras den un paso adelante para reducir ese grado de distanciamiento entre la sociedad y ellas

En opinión de Ontiveros, “la comunidad inversora es cada día más consciente de esas exigencias y la banca, lejos de actuar de forma reactiva, puede liderar la adaptación a estos nuevos criterios”. “Las preferencias por las modalidades de financiación verde, desde los bonos a otros tipos de inversión crediticia, constituyen una oportunidad que ya aprovechan algunas empresas españolas”, añadió.

El economista también insistió en que “la banca todavía sufre una crisis de reputación”, por lo que “es el momento de que las empresas financieras den un paso adelante para reducir ese grado de distanciamiento entre la sociedad y ellas”. “Hacer de la necesidad virtud”, resumió Ontiveros.

AEB, CECA, Inverco, Unacc y Unespa acordaron recientemente la creación del Centro de Finanzas Responsables y Sostenibles en España (Finresp), con el fin de promover y acelerar el cumplimiento de los compromisos financieros ligados a los Objetivos de Desarrollo Sostenibles impulsados por las Naciones Unidas a través de propuestas de valor para la economía española y sus ciudadanos.

Esta iniciativa se enmarca en el proyecto de las Naciones Unidas para crear Centros Financieros para la Sostenibilidad (FC4S) que actúen como una red internacional de apoyo y promoción de las finanzas verdes y sostenibles. Estos centros ofrecen un marco adecuado a las instituciones financieras y a otros colectivos interesados para debatir y fomentar productos y servicios innovadores con el sello común de la sostenibilidad. Bajo el paraguas de este proyecto de las Naciones Unidas, se han creado ya en la Unión Europea nueve Centros Financieros para la Sostenibilidad.

Comentarios de Facebook