Grupo Mosh lujo Marbella
De izquierda a derecha, Dom Pastoressa, Albert Beniflah, Carmen Navarrete y Roberto Santamaría 'Tote'.

Lujo y exclusividad. Dos de las características que han hecho de Marbella un lugar donde vivir experiencias inolvidables. Pero los componentes del Grupo Mosh pensaron que, a pesar de la fuerte competencia, había todavía un hueco. “Quisimos crear un concepto internacional con nuestro sello personal”, relata Roberto Santamaría ‘Tote’, uno de sus fundadores junto a Albert Beniflah, Dom Pastoressa y Carmen Navarrete.

“Éramos conscientes de que en Marbella faltaba algo, que había un vacío en la noche, y supimos verlo con claridad y plasmarlo”, añade ‘Tote’. Así vio la luz Mosh Fun Kitchen. La clave de su éxito estuvo en saber revolucionar el concepto de las cenas. Su mix fue el de exclusividad desenfadada, gastronomía cuidada, y cócteles unido a un ambiente musical conformado por DJs internacionales.

Tras Mosh Fun Kitchen vinieron Playa Padre, Momento y Motel Particulier. “Sentimos un orgullo tremendo porque nuestros locales son los preferidos por el público más elitista. Sabemos que se encuentran como en casa cuando nos visitan y que se sienten completamente identificados con los valores que trasmite Grupo Mosh”, resalta Roberto Santamaría.

MOSH Y LA CRISIS

Playa Padre, su segundo proyecto, se puede consideran como una vuelta de tuerca al tradicional chiringuito malagueño. Vuelta conformada por cocina fusión y música. Momento, por su parte, es un night club de música electrónica, con una tienda de moda orgánica y un restaurante. Mientras que Motel Particulier es un exclusivo club para socios.

La llegada de la pandemia no ha pasado de largo por Grupo Mosh. “Ahora mismo tenemos dos de nuestros locales cerrados e intentaremos abrir las puertas en cuanto no lo permitan. Mientras tanto, seguimos trabajando con esfuerzo e ilusión en Mosh y Playa Padre”, reconoce ‘Tote’.

Optimismo es una palabra que siempre ha acompañado a este grupo de emprendedores procedentes de diferentes profesiones (abogados, publicistas, ingenieros…) que buscan un nuevo lujo basado en las experiencias. Y no van a parar. “La creación de un huerto ecológico para auto consumo es el proyecto más inmediato que tenemos. Estamos muy ilusionados con ello porque vamos a dar un salto de calidad muy importante en nuestros productos”, resalta Roberto Santamaría.

Tanto han impactado sus ideas, que han recibido diferentes propuestas para que algunos de sus conceptos den el salto más allá de nuestras fronteras. “Queremos estudiarlo detenidamente. Sabemos que todo llegará en su momento”, concluye ‘Tote’.