Criptomonedas

Actualmente la economía ha experimentado un gran avance a través del uso de divisas digitales. Estas criptomonedas permiten efectuar las transacciones económicas habituales (compras, ventas, transferencias bancarias…) con la seguridad añadida de las monedas encriptadas. No obstante, todavía son muchos quienes albergan dudas sobre las ventajas de comprar Ripple y cómo hacerlo con seguridad.

¿Qué es una criptomoneda?

Se trata de una moneda digital con un funcionamiento similar al del dinero físico. La particularidad de las criptomonedas es que éstas utilizan la criptografía como sistema de protección, es decir, las operaciones económicas que se realizan con criptomonedas necesitan siempre de la confirmación de una clave, que es la que asegura que las transacciones (por ejemplo, los pagos) se efectúen con la máxima seguridad, garantizando así una elevada protección frente a posibles fraudes. Hay miles de criptomonedas distintas. Bitcoin y XRP son las más populares hasta la fecha.

¿Cómo surgen las criptomonedas?

En los años 90 se produjo un gran boom informático que implicó que las criptomonedas empezaran a tomar forma. Sin embargo, se produjeron muchos fraudes y errores durante la creación y uso de éstas, lo que impidió su uso exitoso.

En 2009 surgió el Bitcoin, de la mano de varios programadores anónimos cuyo objetivo era crear una moneda que garantizara la transparencia de las posibles transacciones que la gente hiciera. Para conseguir minimizar el fraude, Bitcoin optó por utilizar una “cadena de bloques” (en inglés Blockchain).

– ¿Qué es el Blockchain?

Se trata del registro compartido y digital en que quedan constatadas todas las operaciones económicas realizadas entre dos o más usuarios y sus respectivas cuentas. Una vez la transacción ha sido ya registrada y verificada, no puede modificarse ninguno de los datos de dicha transacción, la cual se incluye en el registro o Blockchain.

Al ser un registro digital y de código abierto, cualquier usuario implicado en la transacción (y puede que también algunos terceros) tiene acceso a la operación económica hecha.

Normalmente, las partes implicadas cuentan cada una con su propia copia del Blockchain.

¿Transacciones con criptomonedas?

Cada transacción consiste en un archivo digital en el que las claves públicas del remitente y del destinatario quedan recogidas, además de la cantidad de monedas transferidas. Para cerrar y completar la transacción debe firmarse con la clave del remitente. La transacción se transmitirá a la red sólo cuando haya sido verificada. Generalmente son los mineros quienes se ocupan de comprobar la fiabilidad de la operación económica, recibiendo por esta gestión una recompensa económica conocida como BTC.

– La red

La red de criptomonedas está compuesta por varios usuarios. Los mineros se ocupan de la parte criptográfica: cogen las transacciones e indican si son o no válidas y una vez confirman que son correctas, gestionan las claves criptográficas necesarias para compartirlas en la red.

Dentro de la red, cada nodo se ocupa de comprobar la veracidad de la transacción y confirmar una vez más la operación económica, agregándola ya sí a la base de datos del nodo en cuestión.

¿Qué es Ripple?

Surgida en 2012, Ripple es tanto una plataforma como una moneda. Su propósito es el de facilitar todas las transacciones económicas, en especial aquellas relacionadas con las criptomonedas. Para agilizar dichas transacciones y que éstas sean más económicas, Ripple cuenta con una plataforma de código abierto y suprime la labor de los “mineros”.

– La moneda de Ripple

La misma plataforma permite operar económicamente prácticamente en cualquier divisa. No obstante, dispone de su propia moneda digital, la XRP. Aunque también da la opción de que los usuarios puedan crear sus propias criptomonedas en caso deseado.

¿Quiénes forman Ripple?

En primer lugar está la figura del usuario, al que se le permite enviar dinero incluso internacionalmente. Seguidamente, se encuentran los bancos y empresas de servicios monetarios, que regulan las transacciones. Por medio de una base de datos, Ripple facilita el contacto de unos usuarios con otros.

Por cada gestión realizada, la plataforma percibe una comisión ínfima: inferior a 1 céntimo, con la que Ripple mantiene la protección de la plataforma frente a posibles ataques DDos.

¿Cómo funciona?

Su sistema de pago está sostenido por una red digital, en la que la principal moneda es la XRP. El libro en el que se registran las transacciones está descentralizado, lo que permitiría que la plataforma siguiera funcionando aunque la empresa creadora desapareciera. En cuanto a los pagos, se realizan a través de la misma red de Ripple.

Ventajas de comprar Ripple

  • Operaciones en pocos segundos.
  • Comisiones muy bajas.
  • Operar incluso en festivos y fines de semana.
  • No hay intermediarios. Sólo intervienen el usuario inicial y final.
  • Transacciones privadas. Los datos personales no se hacen públicos.
  • Se minimiza el fraude. La plataforma está descentralizada, así que son varios quienes comprueban la veracidad de cada operación económica.

Ripple y los bancos

Un usuario realiza una transferencia por su banco. El banco compra criptomonedas XRP (que son las que va a transferir al banco de destino). Cuando estas monedas llegan al banco de destino, éste las vende y obtiene a cambio dinero FIAT o dinero decretado (el reconocido oficialmente en un país), que es el dinero en el que el destinatario recibirá la transferencia efectuada por el usuario inicial.

Comentarios de Facebook