Vivienda 'prime'

Por norma general todos los negocios que tienen que ver con el ‘prime’, el lujo y el alto poder adquisitivo siempre tienen menor impacto durante las crisis. Y la que se vive actualmente derivada del covid-19 no iba a ser menos. Algo que se nota en la vivienda residencia.

Así lo certifica la consultora Knight Frank con su informe ‘Prime Global Cities Index (Índice de ciudades prime del mundo)’ del segundo semestre de 2020. Se trata, como explica la compañía, de la primera oportunidad de tomar el pulso a los principales mercados residenciales a nivel mundial durante el periodo en el que la pandemia de covid-19 azotó, fundamentalmente, a Europa y América.

El informe, que analiza trimestralmente los movimientos de los precios en el mercado residencial ‘prime’ en 45 ciudades clave de todo el mundo, señala que, a fecha de junio de 2020, los precios registraron un aumento interanual medio del 0,9%, cifra inferior al 2,3% de subida que se registró en el anterior informe, publicado el pasado mes de marzo. Además, dicha tasa de crecimiento anual es la más baja registrada desde el cuarto trimestre de 2009, coincidiendo con la crisis financiera mundial.

Pese a ello, los expertos de la consultora inmobiliaria consideran poco probable que se repitan las dificultades por las que atravesó el sector inmobiliario hace once años, debido, entre otros factores, a que ahora los criterios de concesión de los préstamos son más estrictos, las tasas de interés son también bajas y hay una limitación de nueva oferta en diferentes ciudades.

Además, hay que tener en cuenta, como apunta Carlos Zamora, socio responsable del área residencial de Knight Frank, que “la situación en el segmento ‘prime’ es la menos afectada por cualquier tipo de agente externo. Es cierto que el número de transacciones se reducirá ligeramente, pero no reflejará a la perfección la situación económica que puede llegar a afectar al país, que dependerá de la duración de la pandemia y la velocidad de recuperación posterior”.

IMPULSO AL ‘PRIME’

El informe de Knight Frank centra su atención, igualmente, en el comportamiento del residencial prime durante los tres últimos meses (abril-junio), unos datos esenciales, por otro lado, para evaluar el auténtico alcance de los efectos de la pandemia. Así, en dicho periodo, los precios sufrieron una contracción media del 0,6%, destacando que de las 20 ciudades que vieron caer dichos precios preferenciales durante este segundo trimestre, nueve se encuentran en Europa (Estocolmo, Zurich, Berlín y Londres sufrieron en este trimestre una bajada superior al 3%) y siete en Asia. Por el contrario, ciudades de las zonas de Australia y América del Norte fueron las más resistentes en el segundo trimestre de 2020.

El comportamiento de los precios del residencial de lujo en Madrid – única ciudad española incluida ‘Prime Global Cities Index’- fue similar al reflejado en el resto de ciudades europeas incluidas en el panel. Y así, hasta junio, el mercado registró una bajada interanual del 0,9%, mientras que en los últimos tres meses se apuntó un descenso del 1,5%.

En el top ten del listado de crecimiento interanual que refleja el Prime Global Cities Index – encabezado por Manila con un 14,4%, y Tokio (8,6%)- se sitúan ciudades europeas como Estocolmo (en tercer lugar con un aumento interanual del 4,4%), Ginebra (4,1%) y París (3,6%). Por el contrario, 15 ciudades sufrieron un descenso interanual en los precios, destacando, entre ellas, Berlín (-0,5%), Nueva York (-1,3%), Londres (-5%), Hong Kong (-4,4%) o Pekín (-2,3%) siendo Bangkok, con un -5,8% la más afectada.

Los datos más recientes que maneja Knight Frank ya apuntan, eso sí, una cierta recuperación; sobre todo en la zona Asia-Pacífico, donde, según el último Global Residential Outlook, en siete de las 20 ciudades que la consultora rastrea ya se advierte un aumento en las ventas, mientras que en ocho la actividad se mantiene estable. Además, y pese a que en algunos mercados mundiales los continuos brotes ocasionados por el Covid-10 siguen afectando los volúmenes de ventas, los precios siguen resistiendo.