Repsol

Repsol ha adquirido una participación en Belmont Technology a través de su fondo de inversión estratégico Repsol Corporate Venturing. Esta ‘startup’ estadounidense está especializada en el uso de la inteligencia artificial (IA) a la industria de la explotación y producción de petróleo y gas natural.

De esta manera, el grupo presidido por Antonio Brufau desembarca en el capital de una tecnológica con iniciativas vinculadas a negocio global de energía.

Repsol

Repsol, el mayor suministrador de gas propano en el suroeste de Europa

Repsol ha incrementado su negocio en Francia tras lanzarse a la comercialización de gas propano a granel en este país. De esta...

En concreto, Belmont Technology, cuya sede está en Houston (Estados Unidos), desarrolla la tecnología ‘Sandy’, basada en el uso de la inteligencia artificial a la actividad de E&P, ofreciendo una mayor eficiencia, una disminución de los costes, una perforación mejor y más segura de los pozos y una optimización de los recursos.

En un comunicado, la ‘startup‘ estadounidense destacó que esta inversión por parte de Repsol le permitirá “expandir y acelerar el despliegue de su plataforma”.

El consejero delegado de Belmont Technology, Jean-Marie Laigle, se mostró “muy contento” de dar la bienvenida a Repsol en el capital de la compañía, ya que la compañía española “ha sido uno de los primeros clientes de Belmont Technology y uno de los primeros en adoptar nuestra innovación”. Asimismo, mostró su confianza en “fortalecer la relación y construir una asociación a largo plazo”.

Por su parte, el director de Geoquímica y Análisis de Cuenca de Repsol, André Vayssaire, valoró que las pruebas con la plataforma desarrollada por Belmont Technology confirman que se obtiene un valor de los datos en un plazo mucho más corto, “lo que abre la puerta a evaluaciones más completas y, en última instancia, a mejores decisiones”.

REPSOL CORPORATE VENTURING CUENTA CON FONDOS DE 85 MILLONES

El fondo de inversión estratégico de Repsol cuenta con una dotación de 85 millones de euros para el periodo 2016-2020, con el objetivo de atraer innovación tecnológica cercana a su despliegue comercial y que se pueda probar de forma ágil para evaluar su potencial. Así, el fondo participa en más de decena empresas y desde su lanzamiento ha analizado más de 500 oportunidades de inversión.

Así, ha adquirido ya participaciones en empresas como Nanogap, dedicada a la nanotecnología, la estadounidense de movilidad eléctrica Ample, la de impresión 3D Recreus o la especializada en tecnología ‘blockchain’ Finboot. También está presente en el capital de Wattio, Graphenea, Sorbwater, Priciple Power o Drive Smart, entre otras.