Repsol

El covid ha pasado por encima de todas las empresas del mundo. Repsol no ha podido escapar a nivel financiero. Pero una de las partes de su negocio donde menos lo ha notado ha sido en la comercialización de electricidad y gas. Su rápido crecimiento de 2019 no se ha detenido.

La petrolera presidida por Antonio Brufau, lógicamente, ha visto resentida buena parte de sus negocios, sobre todo los relativos al propio petróleo y sus derivados, en relación con el consumo. Y es que el parón se ha hecho notar en todo el mundo, y eso incluye España, que se ha pasado tres meses confinada.

Sin embargo, el negocio comercial y de renovables de Repsol, en el que se incluyen los segmentos de gas y electricidad, ha tenido un buen comportamiento dentro de la compañía. En este sentido, por lo que respecta al desempeño comercial, fuentes conocedoras de la situación aseguran MERCA2 que dentro de la compañía se encuentran muy satisfechos ante del escenario que se ha vivido en el segundo trimestre.

Añaden que el contexto ha sido tan excepcional que, lógicamente, la actividad comercial no ha sido tan importante como en 2019, cuando Repsol alcanzó una velocidad de crucero que le llevó a ser el operador eléctrico que más crecía. Ahora también se encuentra con esa etiqueta, y las cerca de 70.000 nuevas altas en lo que va de año lo demuestran. La duda surge en qué hubiera pasado si el coronavirus no hubiera aparecido.

Asimismo, gana mérito el desempeño que está teniendo Repsol al ver los resultados de Cepsa. Cuando ambas petroleras irrumpieron en el mercado de la luz y el gas, se dio por hecho que ambas iban a ‘robar’ miles de clientes a las grandes eléctricas. Pero el comportamiento no está siendo igual para ambas compañías.

Cepsa parece haberse quedado un tanto retrasada. Algo que desde la propia compañía abordaron hace unas semanas con una reformulación corporativa. Y es que los datos -por número de suministros- son duros para la compañía de Mubadala, el fondo estatal del emirato árabe de Abu Dabi; y el fondo Carlyle. Según los últimos datos que ofrece la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) perteneciente al Q3 de 2019, Cepsa no aparece en el Top10 de la cuota de mercado libre entre los comercializadores con más clientes.

En la lista, cuyos primeros cinco puestos ocupan las grandes energéticas más Repsol (con los activos de Viesgo), aparecen comercializadoras como Holaluz, Fenie Energía o Flip, pero no lo hace la petrolera dirigida por Philippe Boisseau. Sí aparece en el negocio del gas, aunque lo hace en la parte media del Top10, según los datos de la CNMC, con una cuota de mercado total del 0,3%, teniendo por encima compañías como Audax o Aldro Energía.

 REPSOL Y EL DURO COVID

Por lo que respecta al balance de la compañía en los primeros seis meses del año, Repsol registró unas pérdidas netas de 2.484 millones de euros en el primer semestre del año tras apuntarse unos impactos de 2.673 millones de euros por la pandemia del covid-19 en la valoración de sus inventarios y por la revisión en su hipótesis de precios futuros del crudo y del gas y el ajuste del valor de sus activos de ‘Upstream’ (Exploración y Producción), según ha explicado la compañía al supervisor de los mercados.

En concreto, la situación sin precedentes provocada por el coronavirus, que ha llevado a un desplome histórico de los precios del crudo y del gas, ha tenido un impacto negativo de 1.088 millones de euros en los inventarios de la compañía.

Además, el grupo presidido por Antonio Brufau ha ajustado sus hipótesis de precios, lo que ha afectado al valor contable de sus activos de ‘Upstream’, reflejándose en un impacto de 1.585 millones de euros.

En este complicado entorno para el sector por la crisis sanitaria del coronavirus, el resultado neto ajustado de la petrolera, que mide específicamente el desempeño de los negocios, ascendió a 189 millones de euros.

Comentarios de Facebook