Repsol

Era un secreto a voces. A principios de junio Repsol anunciaba en la renovación de su Plan Estratégico que buscaba meterse en los hogares españoles como compañía “de la luz”. Y no solo eso, también quería generarla. Ahora se conocen todos los detalles.

En concreto, el consejo de administración de la petrolera ha aprobado este miércoles la adquisición a los fondos Macquarie y Wren House de los negocios no regulados de generación de electricidad de bajas emisiones de Viesgo. Pero no solo eso. En su ambición por convertirse en la compañía energética de 360º, también se ha hecho con la comercializadora de gas y electricidad por un importe de 750 millones de euros.

Esta operación se ha dado justamente el mismo día en que Gas Natural ha anunciado el cambio de naming por motivos relativamente similares. Es decir, el presidente de la gasista, Francisco Reynés, ha puesto mucho énfasis en que su compañía debía generar la sensación de que se trata de una compañía energética en su máximaexpresión. Y eso están siendo los pasos de Repsol.

factura de la luz

Disparate eléctrico: la factura de la luz sube, y nadie lo quiere explicar

Millones de españoles se van a llevar una sorpresa con las próximas facturas de la luz. No será agradable, ya lo podemos avanzar. El...

No pilla a nadie por sorpresa, puesto que hace apenas tres semanas anunciaba sus planes. Alcanzar un 15% de cuota en el mercado mayorista de gas, un 5% en el mercado minorista de gas y electricidad y generar 4,5 gigawatios (GW) con tecnologías de bajas emisiones, como la solar, la eólica o los ciclos combinados de gas en el 2025.

QUÉ BUSCA REPSOL

El acuerdo supone la adquisición de una capacidad de generación de bajas emisiones de 2.350 megavatios (MW) formada por instalaciones eficientes de generación hidráulica y ciclos combinados de gas, y una cartera de cerca de 750.000 clientes, con lo que Repsol refuerza su posición como proveedor multienergía.

Este fue el punto en el que más incidió el consejero delegado de la petrolera, Josu Jon Imaz, en la revisión del Plan Estratégico. Hasta ahora Repsol es una marca reconocida para la mayor parte de la ciudadanía por su presencia en las gasolineras. Pero quiere ir un paso más allá en un contexto donde la movilidad busca otras fuentes de alimentación y se deben buscar alternativas para la entrada de dinero en caja en la próxima década.

Por este motivo, la compañía presidida por Antonio Brufau adquiere centrales hidroeléctricas con una capacidad instalada de 700 megavatios (MW), situadas en el Norte de España y con gran potencial de crecimiento orgánico.

También compra dos centrales de ciclo combinado de gas, una en Algeciras (Cádiz), construida en 2011, y otra en Escatrón (Zaragoza), construida en 2008. Entre las dos suman una capacidad de 1.650 MW. Las centrales de carbón de Viesgo quedan excluidas de la transacción.

Iberdrola

Iberdrola se frota las manos gracias al consumo industrial

La crisis económica y financiera fue un palo para empresas y ciudadanos. Las consecuencias se notaron en los bolsillos de todos y además hubo...

Repsol considera que los ciclos combinados de gas tienen un papel “clave” en la transición energética y destaca que las instalaciones hidroeléctricas son una fuente renovable y eficiente de generación eléctrica y cumplen la función de almacenamiento de energía utilizable en momentos de déficit de otras fuentes renovables.

MENSAJE DE TRANSICIÓN ECOLÓGICA

En la operación de adquisición de activos por parte de Repsol, las centrales de carbón de Viesgo han quedado excluidas. De esta forma se lanza un mensaje claro sobre este tipo de centrales y cómo ven su futuro las grandes energéticas que operan en España.

Además, durante la junta de accionistas donde Gas Natural ha cambiado de nombre, su presidente también ha sido muy contundente al respecto al entender que, en el marco de lo exige la Unión Europea, las centrales térmicas alimentadas con carbón no deben tener más recorrido en la generación de energía.

Asimismo, también se trata de un mensaje que refleja los compromisos que están adquiriendo todas las compañías para la reducción de emisiones y, sobre todo, el aumento de las energías menos contaminantes en el mix energético.