La organización sindical CFE-CGC, principal grupo sindical de Renault, ha llegado a un acuerdo con la dirección de la compañía automovilística en relación con la eliminación de unos 2.500 puestos de trabajo en Francia, según ha anunciado el sindicato en un comunicado.

Este acuerdo, que afecta tanto a funciones de ingeniería como de servicios, se enmarca dentro de un plan de ahorro de más de 2.000 millones de euros que la compañía del rombo pretende llevar a cabo en tres años.

Así, CFE-CGC asegura que el acuerdo se basa en la realización de salidas voluntarias en estas dos áreas de la compañía. Sin embargo, todavía queda por negociar el recorte de unos 2.100 empleados de las fábricas francesas del grupo.

El documento también ha sido firmado por FO (cuarto grupo sindical), por lo que juntos suman algo más del 50% de la representación sindical, lo que permite validar el convenio. Los otros sindicatos representativos, CFDT y CGT, votarán esta tarde.

Con la firma de un texto “basado únicamente en salidas voluntarias”, la CFE-CGC “evita despidos de empleados” a través de mecanismos de protección laboral, explica la organización sindical francesa.

De los 2.500 puestos de trabajo que se perderán, unos 1.900 serán finalmente objeto de un plan de salida voluntaria, y los 600 restantes provendrán de salidas naturales este año, según recoge la prensa francesa.