hipoteca

Todos hemos soñado alguna vez con poder comprar nuestra propia casa. Si vives de alquiler, quizá hayas estado echando cuentas y hayas visto que sale más rentable en muchos casos meterse en una hipoteca que seguir como estás. Esto ocurre, sobre todo, si vives en una ciudad grande, cuyos alquileres están por las nubes.

Sin embargo, también es cierto que pedir un préstamo hipotecario se trata de un proceso largo y más bien complejo. Y puedes llegar a perder la paciencia o firmar cualquier cosa si no entiendes ben de qué va el tema.

Por ello, es importante tener en cuenta algunas reglas a seguir para conseguir la mejor financiación.

Recopila información sobre pedir una hipoteca

búsqueda información

Esta etapa es una de las más importantes en el proceso. Si estás decidido a firmar una hipoteca, es bueno que antes recopiles toda la información que puedas sobre ello.

Esto te ayudará a no dar ningún paso en falso y controlar en todo momento lo que te están ofreciendo y saber si es rentable o no. Interésate por la situación actual del mercado inmobiliario y piensa qué tipo de préstamo se adapta mejor a tus necesidades.

Lo más importante es saber si podrás hacer frente a los pagos periódicos, cuál es el plazo de amortización, controlar nuestros ahorros y saber con qué margen nos quedaríamos en caso de que la cosa no fuera como esperamos.