Hay días en el trabajo en el que tienes unas ganas terribles de apuñalar a alguien. Especialmente a tu jefe, o a ese cliente insufrible que día a día te hace la vida imposible. ¿Estás deseando que sus vidas se conviertan en una verdadera película de terror en la que tú eres el malo malísimo que va cazando a sus víctimas? Tranquilo, no estás loco. O sí.

Y es que, hay una serie de puestos de trabajo en el que el porcentaje de personas psicópatas se acentúa de forma sorprendente. Ojo, hay que tener en cuenta que un psicópata no tiene por qué ser un asesino. Pero se caracterizan por ser muy manipuladores y carentes de escrúpulos. ¿Te acuerdas cuando aprovechaste la ocasión para chivarte de un compañero con la intención de conseguir su despacho? Pues por ahí van los tiros…

Policía

Dexter posando mientras hace su trabajo

Por último, tenemos el perfil del psicópata dentro de la policía. Y es el puesto de trabajo ideal para dejar claro que una persona de este tipo no tiene por qué ser peligrosa. Eso sí, es curioso que sean capaces de pasar los test psicológicos a los que les someten a la hora de entrar en este tipo de puestos de trabajo.

Ya habrás leído que los psicópatas se caracterizan por estar muy tranquilos en situaciones de estrés, algo ideal para este puesto de trabajo. ¿Y lo de no tener escrúpulos para conseguir sus objetivos?

Evidentemente, no todos los psicópatas actual de la misma manera, por lo que puedes estar tranquilo. Hay diferentes niveles dentro de la psicopatía. Y sí, seguramente la gran mayoría de psicópatas que están dentro de la policía, ejercen su trabajo de forma excepcional.