Dexter posando mientras hace su trabajo

Hay días en el trabajo en el que tienes unas ganas terribles de apuñalar a alguien. Especialmente a tu jefe, o a ese cliente insufrible que día a día te hace la vida imposible. ¿Estás deseando que sus vidas se conviertan en una verdadera película de terror en la que tú eres el malo malísimo que va cazando a sus víctimas? Tranquilo, no estás loco. O sí.

Y es que, hay una serie de puestos de trabajo en el que el porcentaje de personas psicópatas se acentúa de forma sorprendente. Ojo, hay que tener en cuenta que un psicópata no tiene por qué ser un asesino. Pero se caracterizan por ser muy manipuladores y carentes de escrúpulos. ¿Te acuerdas cuando aprovechaste la ocasión para chivarte de un compañero con la intención de conseguir su despacho? Pues por ahí van los tiros…

CEO

CEO, trabajo para psicópatas

Uno de los puestos mejor renumerados es del del CEO de una gran compañía. Sí, la cabeza visible de cualquier gran empresa. Eso sí, el que varios estudios demuestran que el 21 por ciento de los CEOs son psicópatas, tiene su lógica.

Y es que es el puesto de trabajo ideal para cualquier persona que tenga este rasgo. Más que nada, porque los psicópatas se caracterizan por tener la llamada “resiliencia del caos”. Hablamos de una cualidad que les permite mantener la cabeza fría en situaciones de estrés extremo. Ideal para este tipo de trabajo.

A esto hay que sumarle el hecho de que están dispuestos a hacer lo que haga falta por tal de llegar a lo más alto, siendo encantadores con todo el mundo mientras por dentro planean cómo destruir a sus rivales. Y si uno de cada 5 altos directivos es un psicópata, es por algo. Y no tienen por qué haber empezado siéndolo, pero sus rasgos se acentúan con el paso del tiempo.