Estas son las recetas que puedes hacer con harinas y no son de trigo.

Los seres humanos siempre estamos en esa búsqueda de hacer cosas nuevas en la cocina, sobre todo con este confinamiento al que hemos estado sometido últimamente. Y es que estar casi todo el día en casa también hace que tengamos más ansiedad. Seguramente queremos hacer recetas saludables, pues los hábitos alimenticios deben estar en todo momento. Hoy te vamos a presentar recetas con harinas, pero no son de trigo.

Lo cierto es que hay muchos tipos de harinas que nos permiten hacer diversas preparaciones. Así que es la mejor oportunidad para que empieces a conocer los mejores platos con harinas, y que tú puedes hacer. Es bueno que te quedes hasta el final, porque saber cuáles son los trucos más importantes, te ayudará a sorprender a los tuyos cuando menos lo esperen. Ha llegado el momento que demuestres todas tus habilidades en las culinarias.

Recetas con harina de maíz: Cómo hacer un rica polenta

Recetas con harina de maíz: Cómo hacer un rica polenta

Lo primero que vamos a decirte es que las harinas son muy comunes en los supermercados. Desde luego que hay muchas marcas, pero hoy te presentamos recetas saludables para que tus comidas sean ricas, y tengan un toque distinto. Por suerte has llegado al espacio ideal, donde te desvelamos todo lo que necesitas para que pongas manos a la obra. Te daremos a conocer cómo reparar una rica polenta utilizando las famosas harinas de maíz.

Ingredientes:

  • Harina de maíz
  • Salsa de tomate
  • Queso rallado
  • Sal

La recetas que te recomendamos son fáciles y saludables. Para que puedas elaborar esta polenta debes armarte de paciencia, pues el tema de las harinas necesita de cuidados. Tú puedes ser un chef revelación en esta cuarentena, de eso estamos seguros. Comienzas colocando un litro de agua y una pizca de sal en una cazuela. Cuando veas que comienza a hervir tienes que bajarle un poco la potencia del fuego a la estufa.

Agregas poco a poco 350 gramos de harina de maíz, y vas a ir removiendo la mezcla ayudándote con un cucharón de madera. Esto tarda más o menos una hora. Ten cuidado con el hervor, ya que debe ser suave. Lo puedes acompañar con una salsa tomate, queso, o servir de una manera tradicional.

Comentarios de Facebook