La Agencia Negociadora del Alquiler (ANA) cree que no es necesario construir dos millones de viviendas nuevas para destinarlas al alquiler “cuando actualmente hay más oferta de vivienda para comprar que para alquilar” y ha instado a potenciar la compra de vivienda para ayudar al mercado del alquiler.

En un comunicado, el director general de ANA, José Ramón Zurdo, ha señalado que ahora en España hay más oferta de vivienda para comprar que para alquilar, mientras que la demanda se concentra en la segunda opción.

Hay un segmento claramente expulsado del mercado de la compraventa, que son los jóvenes, empujados a optar por el alquiler. Pero la pandemia del coronavirus ha provocado que cientos de propietarios hayan colgado el cartel de ‘Se Vende’ a sus viviendas para lograr liquidez, y se decantan por la modalidad del arrendamiento.

Proponemos intervenir la demanda, potenciando la compra de vivienda, acompañada de una bajada de impuestos y estímulos fiscales, que aliviaría el mercado del alquiler y por lo tanto haría bajar los precios”, ha resaltado.

De hecho, ha dejado claro que los precios de los alquileres solo pueden bajar si se potencia la oferta o se disminuye la demanda. “Hoy todos los esfuerzos, públicos y privados, se encaminan a potenciar la oferta de viviendas en alquiler, con el consiguiente despliegue económico que eso supone”, añade.

Para bajar el precio de los alquileres sin la construcción masiva de viviendas para este fin, la Agencia Negociadora del Alquiler insta a potenciar la compra para desviar hacia ella parte de la demanda en alquiler con estímulos fiscales.

Así, aboga por recuperar las deducciones fiscales para la compra de una vivienda nueva y usada, pero también para que las entradas iniciales para la compra de vivienda no superen el 5% de su valor y que el otro 15% o 20% pudiera estar avalado por créditos ICO.

También cree que el 75% o 80% restante que se financia debería hacerse con plazos de amortización que pudieran llegar hasta los 35 o 40 años, con periodos de carencia de hasta cinco años, con el fin de abaratar las cuotas mensuales de la financiación hipotecaria y facilitar el acceso a más personas.

Por otro lado, ha solicitado al Gobierno que dote de una mayor seguridad jurídica a los propietarios de viviendas en alquiler, con el fin de que estos confíen más en la rapidez de la Administración de Justicia para recuperar sus viviendas en caso de conflictos e impagos.

Para la Agencia Negociadora, es necesario que se eleven las bonificaciones fiscales a las empresas que pueden crear oferta, como son las socimis y los grandes fondos tenedores como estímulo para aumentar, de forma razonable, la oferta de viviendas destinadas a los arrendamientos.

Por último, Zurdo ha propuesto que todas las viviendas que tengan algún grado de protección pública no se puedan descalificar y que se tengan que vender forzosamente por los precios oficiales de los módulos establecidos al efecto, se potencien los derechos de tanteo y retracto a favor de las distintas administraciones intervinientes para evitar las ventas en “negro”.

Comentarios de Facebook