Sergio Cerro, CEO de Rebellion
Sergio Cerro, CEO de Rebellion

Rebellion es una fintech que ofrece servicios de pago y está enfocada a la Generación Z (jóvenes de entre 14 y 25 años). Su objetivo son los jóvenes “no bancarizados” es decir, aquellos que empiezan a trabajar, estudiantes extranjeros que viven en España o menores y jóvenes económicamente dependientes de padres y tutores.

Su modelo de negocio se basa en las compras a través de la app, con ventajas, descuentos y ofertas exclusivas pensadas para este sector de la población. En una entrevista con MERCA2, Sergio Cerro, cofundador y CEO de Rebellion explica que el neobanco es accesible para usuarios a partir de 14 años “siempre con la autorización de un tutor legal”.

Este tutor puede hacer transferencias periódicas a la cuenta de un menor. De manera que solo gastará lo que le ingrese, “sin sorpresas a final de mes”. Su intención no es competir con los bancos. Simplemente intentan cubrir las necesidades de un segmento de la población “hasta ahora desatendido”.

Y para ello, resuelven el problema de los jóvenes que no pueden acceder a una cuenta o a una tarjeta con la que pagar. Aunque también se centran en los padres de los menores que necesitan una tarjeta para comprar por Internet “sin riesgo” o irse de viaje.

PIONERA EN TENER UN IBAN (ES)

De hecho, la idea de Sergio Cerro y Alejandro Sagrado (sus cofundadores) nace de identificar que el mercado de jóvenes no bancarizados consume un catálogo amplio de servicios en Internet pero que en cambio, no encontraban una forma “fácil” de acceder a un método de pago personal y sin riesgo para poder consumirlos.

A partir de ahí, lanzaron una aplicación móvil con la que se puede acceder a una cuenta bancaria y una tarjeta prepago Mastercard® para pagar en tiendas físicas y online, y con la que además se puede sacar efectivo hasta cuatro veces al mes sin comisiones en cualquier cajero. Pero si por algo se caracteriza esta fintech, es por ser la primera fintech en conseguir un IBAN español.

“Escuchamos a nuestros usuarios, nos preocupan sus necesidades y procuramos darles la mejor respuesta lo antes posible, una buena parte de ellos nos demandaron tener acceso a un IBAN local (ES) y nos pusimos manos a la obra” detalla.

A su vez, Cerro señala que son una empresa con un “claro carácter internacional”, cuentan con una licencia de Dinero Electrónico en Lituania ( Hub de la industria fintech en Europa) que le permite operar como Entidad de Dinero Electrónico (EDE) en toda la Unión Europea y su actividad está supervisada tanto por el regulador local como por el Banco Central Europeo.

100.000 USUARIOS EN UN AÑO

Lleva poco más de un año en marcha (nació en octubre de 2018) pero Rebellion espera terminar 2019 con 100.000 usuarios registrados de los cuales “un porcentaje significativo” usa la app de forma activa. En palabras de Sergio Cerro trabajar con partners y entidades internacionales ha hecho posible que puedan ser competitivos con su oferta.

En concreto, Rebellion ofrece descuentos y cashbacks a sus usuarios sobre las marcas que más utilizan. Por ejemplo, con motivo del Black Friday han tenido descuentos en Amazon, Asos y Aliexpress. “Estamos continuamente cerrando acuerdos con marcas” apunta.

Hasta la fecha han contado con financiación de inversores institucionales españoles que desde el inicio han sido conscientes del “buen momento” de la industria fintech en España. Pero en la actualidad están trabajando con fondos de Venture Capital internacionales para cerrar una nueva inversión que les ayude a seguir cumpliendo objetivos.

A medio plazo, planean ofrecer otro tipo de servicios financieros “más sofisticados” como microcréditos, asesoría de ahorro e inversión o préstamos P2P.

“Vamos a ofrecer algunas funcionalidades de pago que aportarán valor a los padres de los menores que están en Rebellion” como por ejemplo, bloquear comercios donde no poder usar la tarjeta o automatizar determinados comportamientos de uso sobre la tarjeta.

UN PASO MÁS: SER INTERNACIONAL

Para ser usuario de Rebellion basta con un documento de identidad que permite pasar el proceso de verificación. El servicio es totalmente gratuito y no tiene ninguna cuota asociada. El objetivo de los fundadores de la fintech es consolidarse para el 2020 como la cuenta principal de la generación Z en España.

Pero a su vez, tienen claro que quieren ser una empresa internacional y aprovechar “las increíbles posibilidades” que hay en Europa. Por ello si todo va bien darán el salto a otros países en 2021.

Comentarios de Facebook