centros comerciales

La afluencia a los centros comerciales españoles ha repuntado en el mes de julio, con un crecimiento del 19% respecto a junio. Esta importante subida ha permitido al índice acumulado del año reducir diferencias respecto al pasado curso, aunque de momento se mantiene negativo con un -1,3%, según el índice de ShopperTrak.

En concreto, el inicio ‘oficial’ del periodo de rebajas de verano, unido a la ola de calor que azotó España en esas semanas hicieron que los consumidores se acercaran más para comprar productos con promoción o simplemente a ‘refugiarse’ en el aire acondicionado de las tiendas y centros comerciales.

MÁS TIEMPO PARA OCIO Y COMPRAS

Tradicionalmente, la afluencia suele crecer en julio, como primer mes completo dentro del período vacacional estival tradicional, lo que proporciona más tiempo para el ocio y las compras. Así, en 2018, la afluencia subió un significativo 16% respecto al mes anterior, un dato que se ha visto mejorado este año.

La afluencia también registró un crecimiento del 3,4% en julio respecto al mismo mes del año precedente, encadenando dos meses en positivo.

Los ‘retailers’ se muestran optimistas de cara a la afluencia en centros comerciales este año, ya que, según el estudio ‘El futuro laboral del sector retail’ de Ranstad Research, publicado en julio, más de la mitad han mejorado su situación en los últimos 12 meses como resultado de aumento de negocio en el mercado nacional.

El informe señala que la tecnología ha ayudado a cambiar no solo el canal de ventas del sector sino también los propios modelos comerciales adaptando las últimas tendencias.

Aportar al visitante valor añadido mediante una tienda que potencie una agradable experiencia de compra, tener una presencia omnicanal para ofrecer un acercamiento completo al consumidor, facilitar nuevas formas de pago para potenciar la comodidad de los compradores, son algunas de las innovaciones que permiten presagiar un futuro positivo a corto plazo para los ‘retailers‘.