Real Madrid
Roures y Florentino.

A Florentino Pérez le obsesiona hasta extremos ridículos lo que publica la prensa sobre él y sus empresas. La más famosa de ellas se llama Real Madrid, que cuenta con un canal de televisión en TDT que le cuesta a los socios merengues 25 millones de euros anuales.

Este dispendio lo gestionó durante casi dos décadas Jaume Roures, que fue apartado de la gestión del canal cuando se convirtió en un ‘apestado’ entre el establishment madrileño por sus conchabeos con el procés.

Mediaset y Telefónica, niños buenos en la capital, se quedaron la gestión, el primero comprometiendo la independencia de ‘Deportes Cuatro’: ¿Cómo va a informar con libertad Manu Carreño sobre el Real Madrid si la empresa de la que es accionista, Supersport, gestiona su canal?

PROPAGANDA EN REAL MADRID TV

Real Madrid TV, que tiene la genial idea de emitir los partidos de las Ligas de fútbol y basket solo si el club merengue gana, fue el canal menos visto de la TDT estatal en octubre con un lamentable 0,2% de share, lo que supone una caída de una décima respecto a septiembre.

La audiencia, excusa con la que le quitaron la gestión a Roures, en este caso pasa inadvertida entre la prensa para enfado del mandamás de Mediapro, que ya deslizó que Florentino Pérez hace perder dinero a sus socios con tal de no contratar a su empresa: “Yo sé que presentamos la mejor opción en la subasta”, aseguró el empresario catalán.

Real Madrid
Real Madrid TV apuesta por el cine.

Florentino Pérez quería quitarse de encima las preguntas recurrentes que le lanzaban en la Asamblea anual: “Soy espectador de Real Madrid TV y me gustaría saber hasta cuándo vamos a estar pagando tanto dinero a la empresa de un señor que mantiene una conocida postura ante el conflicto catalán”.

EL PREMIO DE CONSOLACIÓN

Florentino Pérez ha sido uno de los mejores presidentes del Real Madrid, pero creo que ahora es demasiado forofo”. Con estas palabras Jaume Roures dejaba claro en Radio Marca que había roto vínculos emocionales con el ‘Ser superior’.

Pero Florentino no corta amarras empresariales con Roures, al que le sigue dando contratos. Y es que Mediapro produce el show estrella de Real Madrid TV, ’90 minuti’. Este formato de Globomedia que presentan Graciela Álvarez y Miki Nadal, condenado por vejar a su mujer, se emite en prime-time y ejerce de látigo fustigador mediático contra los periodistas que osan en no aplaudir al genio de ACS.

Mediapro también le vende a Real Madrid TV unas películas que no tienen nada que ver con el interés del canal, hablar de deporte, pero que sirven para que esta cadena no se hunda en las franjas más competitivas: la sobremesa y el prime-time.

LA ‘NUEVA’ REAL MADRID TV

La gestión de Mediaset y Telefónica no se está notando demasiado en Real Madrid TV, que ha estrenado nueva etapa con una programación continuista donde siguen sobresaliendo los informativos sesgados y las retransmisiones de las categorías inferiores.

El magazine ‘Real Madrid Conecta’ es la gran novedad de esta nueva etapa. Este macroprograma de cuatro horas de duración se emite de lunes a viernes entre las cinco y media de la tarde y las nueve y media de la noche.

El formato está presentado por Cristina Gullón y cuenta con la colaboración de exfutbolistas como el mournihista Álvaro Arbeloa y Roberto Carlos, que ha enfadado al palco merengue con unas declaraciones en las que deja claro que el señorío no se llevaba demasiado en el vestuario blanco.

ROURES TAMBIÉN SE HA DISTANCIADO DE FERRERAS

Antonio García Ferreras impulsó Real Madrid TV cuando estuvo al frente de la Comunicación del club blanco. En aquel entonces había una gran sintonía entre Florentino Pérez y Jaume Roures, pero ahora las cosas han cambiado.

Roures tiene, ahora que no le hace caso, muy mala opinión del periodismo de Ferreras: “Me parece muy poco periodístico y muy demagógico. Ha tomado partido y entonces la realidad le importa muy poco”.

Real Madrid
Ferreras dirige La Sexta.

Sobre la cobertura catalana Roures lo deja por los suelos: “Se complementan para alcanzar un objetivo común. Susanna (Griso) le da un tratamiento y Antonio (García Ferreras) le da otro. Al final el resultado me parece exactamente el mismo pero para públicos diferentes“.

Roures también carga contra la presencia en La Sexta de Eduardo Inda, que ya era contertulio en la cadena verde cuando Mediapro influía en la línea editorial del canal: “Me sorprende que siga teniendo un papel en La Sexta. Un señor que no hace más que mentir, no lo puedes tener allí como si fuera el Oráculo de Delfos”.