incertidumbre negocio

El día a día de los autónomos no está exento de preocupaciones. A las ya habituales se ha sumado en los últimos meses el coronavirus, y con la situación tal y como está son muchos los que se preguntan si de verdad merece la pena volver a retomar su actividad. Este es un pensamiento que cada vez se extiende más entre los profesionales por cuenta propia de más edad.

Lo habitual es que para el autónomo el momento de la jubilación no sea sencillo de afrontar. Son realmente pocos los que han cotizado lo bastante como para poder disfrutar de un retiro dorado y vivir sin preocupaciones. En la mayoría de los casos un autónomo cobra una pensión de jubilación de entorno a 700 €, por lo que no es de extrañar que muchas veces estos profesionales prefieran seguir trabajando. Sin embargo, ahora hay muchos más autónomos planteándose una jubilación temprana.

Una situación complicada para los autónomos mayores

situacion complicada autonomos

Las semanas de confinamiento han dado para mucho. Hay quien ha estado formándose y quien ha ideado un plan para volver a la actividad con más fuerza que nunca, pero en el caso de los autónomos que ya han superado la barrera de los 60 años esta situación ha sido un gran mazazo que ha partido por la mitad sus planes de cara al futuro.

Una persona joven todavía está a tiempo de reconducir su vida y su profesión si finalmente las cosas no van bien y tiene que cerrar su negocio, pero esto es especialmente complicado para personas que ya están muy cercanas a la edad de retirarse del mercado de trabajo. Por eso, en la mente de muchos autónomos ha empezado a aparecer la posibilidad de jubilarse.

Comentarios de Facebook