Es uno de los nombres que resuenan en el entorno de las fintech, y aspira a convertirse en el primer banco móvil paneuropeo. N26 o number26, la entidad con sede en Berlín, ya ofrece servicios en 17 países después de reabrir en España, Italia, Francia, Grecia, Irlanda y Eslovaquia y comenzar actividades en Bélgica, Estonia, Finlandia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal y Eslovenia.

El banco presume de que puedes hacerte cliente en 8 minutos, realizar transferencias instantáneas de efectivo entre clientes a través de su servicio MoneyBeam, obtener notificaciones de transacciones en tiempo real y otras funciones. Pocas de ellas realmente diferenciales si las comparamos con lo que ofrecen bancos españoles online como Evo Banco o Self Bank, por ejemplo, y parece que para transferencias instantáneas ha venido para quedarse el servicio Bizum, que ya está presente en muchos grandes bancos y está por llegar a otros muchos.

bizum

El socio bancario de N26 era Wirecard Bank, con licencia alemana, pero la compañía ha conseguido su propia licencia y en breve discontinuará su acuerdo con dicha entidad. En todo caso, te haces con un IBAN alemán y con su fondo de garantía de depósitos, con un límite de 100.000 euros. ¿Te sientes más seguro en un banco alemán que en uno español? Quizá sea tu banco. Otra cosa es que, si tienes más de 50.000 euros en una de estas cuentas, o si el dinero que introduces en ella hace que tus fondos fuera de España superen dicha cifra, debes presentar el modelo 720 a Hacienda.

La aplicación está disponible en varios idiomas. Aunque en merca2.es hemos intentado crear una cuenta, el proceso de identificación por videollamada, que realiza IDnow, ha sido un fracaso continuado. “Actualmente, debido al elevado número de usuarios podrás experimentar tiempos de llamada más largos”, nos indica la app durante más de hora y media.

n26-maestro-card

Los clientes españoles tienen por primera vez la opción de firmar por la N26 Black, que tiene un coste de 5,9€/mes y ofrece un paquete de seguros y retiradas gratuitas ilimitadas en cajeros si hay que cambiar divisa. En realidad, muchos clientes lamentan que, quitando la parte de seguros, lo único que ha cambiado es que ahora sacar dinero en divisas implica un coste del 1,7% que antes no existía –Evo Banco sigue ofreciendo retiradas ilimitadas a débito sin coste en todo el mundo–.

En ambas cuentas N26 tienes cinco retiradas de efectivo gratuitas en cajeros y, a partir de la sexta, un coste de dos euros por transacción. N26 afirma estar interesada en breve en créditos, productos de ahorro y seguros. Para mantener la tarjeta gratuita, la entidad exige cumplir un promedio mensual mínimo de tres pagos con tarjeta cada tres meses.

En España y en países como Italia la aplicación iba dejando entrar a nuevos clientes de forma intermitente. Iba y venía como el Guadiana, pero parece que con la licencia propia tiene el objetivo de multiplicar por diez el número de clientes y llegar a los dos millones.

¿Qué utilidad tiene realmente N26 para un usuario español? Es una buena pregunta, y la respuesta tiende a “ninguna”. Si bien es cierto que resulta muy fácil abrir una cuenta, no es que en España sea éste un gran problema, y la suma de productos que ofrece no parece demasiado diferenciada.

Veremos qué pasa, eso sí, cuando se lancen a ofrecer otro tipo de productos y servicios que realmente parezcan diferenciales.