tecnologia para emprendedores

El concepto de inteligencia artificial o IA no nos es desconocido. Sin embargo, todavía hay muchos emprendedores que lo ven como algo propio del futuro, cuando lo cierto es que esta tecnología ya está aquí y se le puede llegar a sacar mucho partido sin necesidad de tener que hacer grandes inversiones.

A un buen emprendedor no debería darle miedo aplicar la IA, porque si algo debe tener alguien que pone en marcha un negocio es espíritu innovador. Pronto estos sistemas estarán implantados en todo tipo de negocios, de ahí que sea buena idea convertirse ahora en un pionero. Porque al final son los que se arriesgan a nadar contracorriente los que consiguen destacar.

La llegada de la pandemia de Covid-19 ha demostrado algo que era un secreto a voces: que la transformación digital sigue siendo una asignatura pendiente para los pequeños negocios. Son realmente pocos los que usan ya no inteligencia artificial, sino otros elementos tecnológicos como un ERP que pueda ayudar en la gestión del negocio.

Y en un entorno tan competitivo, quedarse atrás ahora en este tipo de cuestiones puede implicar perder una ventaja competitiva que luego quizá sea imposible de recuperar. Por eso, vamos a ver algunas razones que te ayudarán a tomar la decisión de probar diferentes tipos de IA en tu negocio.

usar inteligencia artificial negocios

La inteligencia artificial te permite conocer a fondo a tus clientes

Cualquier emprendedor sabe que una de las claves para conseguir el éxito con su negocio es conocer muy bien a su perfil de cliente. Sin embargo, no todos son capaces de obtener la información que necesitan para poder adaptar sus productos o servicios a lo que demanda el público.

Hoy en día podemos hacer uso de herramientas de monitorización para obtener grandes cantidades de datos de los clientes: de donde vienen, si son mayoritariamente hombres o mujeres, rango de edad, preferencias a la hora de comprar, ofertas que les resultan más atractivas, etc. De hecho, ya hay muchos pequeños negocios que hacen esta recogida de datos, pero no siempre se sabe qué hacer con ellos.

Una base de datos enorme no tiene ningún sentido si de la misma no se puede obtener información útil. Y es aquí donde entra en juego la inteligencia artificial, porque ya hay muchos sistemas de este tipo capaces de analizar la información mucho más rápido de lo que lo haría un humano y crear perfiles de clientes que resultan de especial utilidad a la hora de tomar decisiones relacionadas con el marketing.

Es capaz de recomendar next best action

Este término usado dentro del campo de la comercialización de productos hace referencia a acciones que se realizan con los clientes para conseguir que estos hagan lo que esperamos de ellos.

Incluso aquellas personas que tienen la habilidad de ser grandes comerciales y poder vender prácticamente todo, se encuentran en algún momento con que no saben cómo seguir tratando con un cliente para obtener más rentabilidad de él.

Gracias a la inteligencia artificial conocemos a la perfección los diferentes tipos de clientes con los que vamos a tratar en nuestro negocio, y esta puede además hacernos sugerencias sobre las acciones que podemos llevar a cabo con cada uno de esos perfiles para intentar aumentar su gasto o conseguir su fidelización.

ventajas inteligencia artificial

La inteligencia artificial ayuda a predecir la demanda

Una de las grandes preocupaciones de los emprendedores que tienen un negocio es poder ajustarse bien a la demanda. Salvo en el caso del dropshipping, en el que no hay que comprar stock, en el resto de modelos de negocios la persona al cargo debe hacer una buena gestión de las mercancías disponibles.

Lo que se busca es encontrar el equilibrio óptimo para que no falten productos si la demanda aumenta, pero que tampoco sobren tantos como para que esto suponga una gran pérdida económica. Pero gestionar el stock es muy complicado porque la demanda en ciertos sectores es muy variable y oscila en base a factores que no se pueden controlar ni llegar a predecir en muchos casos.

En esto también puede ser de ayuda la inteligencia artificial. Con los datos que maneja puede hacer una previsión de la evolución de la demanda mucho más realista de lo que podría hacer una persona. El resultado es que la gestión del stock se vuelve mucho más sencilla.

Es la gran aliada de la logística

La logística es fundamental en todo tipo de negocio, y todavía mucho más cuando se trata de negocios online que tienen que conseguir hacer llegar sus productos al consumidor final lo antes posible y ofrecer además servicios accesorios como logística inversa para poder gestionar devoluciones.

La IA encuentra en la logística una de sus grandes aplicaciones, y no solo por lo relativo a la previsión de la demanda y la gestión de stocks que acabamos de ver, también a la hora de conseguir una distribución mucho más eficiente.

A través de ella se puede hacer gestión de flotas, diseñar rutas más eficientes en términos de combustible y de tiempo e incluso hacer una monitorización en tiempo real del estado de los envíos.

nuevas tecnologias para negocios

Permite identificar áreas de mejora

En todos los negocios hay ineficiencias, sin importar si son grandes o pequeños. Se trata de procesos que no están funcionando tan bien como deberían y esto supone un lastre a la hora de conseguir los objetivos que se están persiguiendo.

Si la ineficiencia es muy grande no resulta complicado detectarla y tomar medidas, pero en la mayoría de los casos son las ineficiencias pequeñas las que dificultan el crecimiento, y encontrarlas puede llegar a ser complicado.

La inteligencia artificial no solo se usa con respecto a los procesos externos, también para los internos. Puede encargarse de analizar diferentes sistemas y áreas de trabajo y poner de relieve las ineficiencias que existen, permitiendo así encontrar una solución para ellas lo antes posible.

Ya lo has visto, la IA te puede ayudar en tu negocio a muchos más niveles de los que parece a simple vista, así que no deberías dudar en contar con ella si quieres mejorar todos los procesos y ganar así ventaja competitiva y con ella aumentar la rentabilidad de tu negocio.