endesa

La firma textil estadounidense Ralph Lauren registró unas pérdidas netas de 127,7 millones de dólares (108,8 millones de euros) en su primer trimestre fiscal, finalizado el 27 de junio, frente a las ganancias de 117,1 millones (99,8 millones de euros) contabilizadas durante el mismo periodo del ejercicio anterior, según las cuentas trimestrales publicadas este martes por la empresa.

La facturación de la compañía se desplomó un 66% por el cierre de tiendas provocado por la pandemia del Covid-19, hasta situarse en 487,5 millones de dólares (415,5 millones de euros).

Por áreas geográficas, los ingresos procedentes de Asia se situaron en 171,9 millones de dólares (146,5 millones de euros), un 33,5% menos, mientras que Norteamérica facturó 165,1 millones (140,7 millones de euros), un 77% menos, y en Europa alcanzó los 120,7 millones (102,9 millones de euros), un 66,5% menos.

El coste de los productos vendidos alcanzó los 138,8 millones de dólares (118,4 millones de euros), lo que supone una contracción del 72,7% en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior como consecuencia de las menores ventas. Los gastos de venta, generales y administrativos alcanzaron los 507,6 millones de dólares (432,8 millones de euros), un 32% menos.

“Nuestro rendimiento financiero este trimestre refleja los tres meses sin precedentes relacionados con el impacto del Covid-19 en todo el mundo. Estamos aprovechando la oportunidad para impulsarnos en este periodo de disrupción y acelerar nuestras áreas estratégicas, impulsar nuevas palancas de crecimiento y reasignar nuestros recursos debidamente”, ha indicado el presidente y consejero delegado, Patrice Louvet.

Comentarios de Facebook