radio
Àngels Barceló.

Son estos unos muy malos tiempos económicos para el medio que mejor se ha adaptado a la crisis sanitaria en materia informativa: la radio. En la industria radiofónica, donde sobreviven trazos de información rigurosa, entretenimiento sin estridencias y cercanía, se prevén despidos para 2021 y salvajes recortes.

¿El motivo? Las emisoras están sufriendo una aguda caída publicitaria (que se moderó en verano hasta caer el 13,8% en agosto, según datos de Infoadex) y sus responsables han advertido que pueden mantener algunos de sus programas estrella con una plantilla ‘adelgazada’ en las redacciones a causa del teletrabajo.

Es evidente que algunos redactores van a convertirse en víctimas indirectas de la crisis que sufren las radios, muy dependientes de una publicidad regional que ha sufrido una caída salvaje (porque tienen gran peso los autónomos y pymes, que suelen contratar campañas con menor antelación y de menor duración que las grandes empresas).

LA ESPAÑA VACÍA PROPORCIONA INGRESOS

Las principales radios han encontrado dos métodos para intentar cuadrar números: ‘sugerir’ a sus estrellas que se recorten los sueldos y ‘obligarlas’ a salir de Madrid para realizar programas patrocinados por instituciones locales, autonómicas o comarcales.

Una de las cadenas que mejor se está moviendo en este apartado es Onda Cero, que arrancó temporada con varios shows emitidos en Andalucía gracias al patrocinio de la Junta. La emisora generalista de Atresmedia Radio visitó varias ciudades.

‘Más de uno’ con Carlos Alsina y ‘Julia en la Onda’ con Julia Otero se emitieron desde Sevilla, ‘Por fin no es lunes’ con Jaime Cantizano y Gente viajera’ con Esther Eiros y Carles Lamelo desde Jerez, ‘La Brújula’ con Juan Ramón Lucas desde Málaga y ‘El Transistor’ con José Ramón de la Morena desde Estepona.

Onda Cero aseguró que esta iniciativa le permitía “acercarse a una comunidad en constante evolución, que ofrece innumerables oportunidades para la innovación tecnológica, la cultura, la gastronomía… un espacio, en definitiva, de creciente bienestar y calidad de vida”.

LA RADIO SE ESCUCHA POR LAS VIÑAS DE LA MANCHA

Onda Cero arrancó septiembre en Andalucía y octubre se van de cooperativas vinícolas. Y es que la comunidad que acoge algunos de sus principales programas gracias al patrocinio de la Denominación de Origen La Mancha es la tierra de Don Quijote: ‘Más de uno’ y ‘Por fin es lunes’ han escogido a Alcázar de San Juan, ‘Julia en la Onda’ a Ciudad Real y ‘Onda agraria’ a Tomelloso.

La Cadena SER no se queda atrás y su estrategia pasa por llevarse Àngels Barceló por varias ciudades. El ‘Hoy por hoy’ ha visitado en las últimas semanas Sevilla, Mallorca, Málaga, Granada y A Coruña y Valencia.

Tampoco renuncia a esta fuente de ingresos la COPE, que se llevó ‘La Linterna’ hasta Valencia y el programa ‘Fin de semana’ hasta Córdoba. La cadena asegura que “el objetivo de las salidas de los estudios centrales es dar voz a la gente, acercar el micrófono de COPE allá donde esta la noticia y conocer de primera mano las preocupaciones, inquietudes de la gente”.

CRISIS

Àngels Barceló reconocía hace unos días en ABC que trabaja en un sector “afectado por la crisis. Lo hemos sido desde la crisis anterior. Las redacciones se han quedado prácticamente en los huesos, y ahora que parecía que empezábamos a respirar ha llegado esto y nos ha golpeado. Los que trabajamos en medios privados, que dependemos de ingresos publicitarios, vemos cómo ha caído y ello repercute en los puestos de trabajo, en los sueldos y en la precariedad”.

Y es que las previsiones son pésimas tras comprobar los resultados de algunas de los principales grupos radiofónicos: Atresmedia Radio generó unas pérdidas de millón y medio de euros en el primer semestre de 2020 tras sufrir una bajada de ingresos superior al 30%.

La COPE por su parte rozó el 20% de caída de ingresos en el primer trimestre del año y la Cadena SER, en comparativa con el ejercicio anterior, perdió seis millones y medio de ingresos tan solo en entre enero y marzo de 2020.