Los trabalenguas económicos del Cholo ya no valen.
Cholo Simeone, durante un partido.

Este año la final de la Champions League se disputada en el Wanda Metropolitano -si el TSJM no lo impide- y Simeone ya no tiene excusa. De momento, el Atlético de Madrid ha invertido cerca de 160 millones de euros -sin contar a Gelson Martins que llega gratis, a pesar de tener una cláusula de 100 millones de euros-. Además, ha acometido las millonarias renovaciones de Griezmann -20 millones de euros de ficha-, Giménez y Lucas. Por si fuera poco, el club sólo ha ingresado 6,5 millones de euros de la cesión de Vrsaljko al Inter de Milán. Con las cifras en la mano, el Cholo ya no tiene el paraguas de la debilidad financiera del club rojiblanco.

Se acabó el discurso victimista del entrenador argentino. Desde su llegada y sin contar este último mercado de verano el Atlético de Madrid ha invertido sólo dos millones de euros menos que su vecino ‘rico’, el Real Madrid. Los colchoneros han gastado 487 millones de euros y han ingresado en concepto de traspasos 436 millones de euros. Por contra, el club blanco 488 millones de euros en fichajes y 435 millones de euros en ventas.

El balance es casi calcado. Sin embargo, la comparativa deportiva no es la misma porque el equipo presidido por Florentino Pérez ha conseguido cuatro Champions en estos años -dos de ellas a los rojiblancos- por ninguna de los del Cholo Simeone. Y por dinero queda demostrado que no ha sido.

Orange

Orange tira la casa por la ventana: fútbol desde 3 euros

Como era de esperar, Orange se ha lanzado a promocionar el fútbol unas semanas antes de que empiece la competición liguera. Para ello usa...

“No podemos gastar 200 millones como los poderosos”. Esta frase no es del año 2013, cuando Simeone dijo que todavía faltaba unos años para competir con Madrid y Barcelona, tampoco de 2014 cuando afirmo que pensaban competir con Valencia y Sevilla. No, esta afirmación es data de este mismo verano del año 2018. Un discurso al que el Cholo recurre, curiosamente, a comienzos de cada temporada. Transmite la sensación el argentino de querer poner la tirita antes de la herida. Y tras más de seis temporadas la gente ya no compra este argumento.

Este año han llegado al Atlético de Madrid jugadores como Lemar -70 millones de euros-, Rodri -20 millones de euros-, Sergio Arias -13 millones de euros- y Adán -1 milón de euros. En total, cerca de 104 millones de euros. Pero a esta cifra hay que sumarle los 50 millones de euros de la cláusula de compra obligatoria de Diego Costa que vencía este julio, por lo que el montante final asciende hasta los casi 160 millones de euros. Además, Gelson Martins ha llegado libre desde el Sporting de Portugal, pero el club lisboeta ha denunciado a la entidad madrileña ante la FIFA y su fichaje podría alcanzar los 100 millones de euros. Con estos datos en la mano es difícil de respaldar los argumento del Cholo.

Además, el castillo de naipes del pesimismo cae por su propio peso cuando se atiende al capítulo de salidas y al de renovaciones. En el primero, sólo Sime Vrsaljko ha dejado 6,5 millones de euros por su cesión al Inter de Milán en las arcas colchoneras. El club espera sacar cerca de 15 millones de euros por la venta de Gameiro y otros 15 por Vietto -muy poco probable dado su rendimiento-. En total serían 36 millones de euros sólo en ventas. O lo que es lo mismo, un poco menos de 130 millones de euros de déficit esta temporada.

En el apartado de renovaciones Simeone tampoco puede tener quejas. Porque la realidad es que el club ha conseguido retener a su máxima estrella, Antoine Griezmann a golpe de talonario. De hecho, el francés será el jugador mejor pagado en Europa por detrás de Messi, Neymar y Cristiano Ronaldo. Cerca de 20 millones por temporada han sido los emolumentos que han conseguido que el delantero rechace la oferta del FC Barcelona.

De todos modos, no ha sido la única extensión de contrato la del francés. Lucas y Giménez también han renovado sus compromisos con la entidad. No han transcendido las cifras de la operación, pero los dos zagueros eran pretendidos por los equipos más poderosos económicamente del Viejo Continente. Barato no ha salido.

SIN CRISTIANO RONALDO, MÁS FÁCIL PARA EL CHOLO

El discurso de Simeone ya no tiene validez. Este año menos que ningún otro, porque a todo lo contado anteriormente hay que sumar la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juve y la ausencia de grandes fichajes en el FC Barcelona. La diferencia con los dos grandes dominadores del fútbol español se ha recudido a límites insospechados hace algunos cursos. El dinero ya no es un problema par el Atlético de Madrid y el Cholo lo sabe, aunque no lo reconozca.