laboratorio

El CBD es una sustancia química que se cataloga entre los conocidos como cannabioides. Los cannabioides son químicos que se producen de forma natural en nuestro cerebro, interviniendo en distintas funciones como la regulación de la inflamación, el dolor y el sueño.

Estos cannabioides también pueden encontrarse en la naturaleza, siendo el CBD uno de los más de 60 principios activos que contiene la planta de marihuana.

Veamos realmente qué es el CBD.

Qué es el CBD

El CBD, a diferencia del THC, no tiene sustancias psicoactivas ni que generen dependencia, y, por contra, sí que posee interesantes efectos terapéuticos.

El CBD, también conocido como cannabidiol, aceite de marihuana o aceite de weed, se ha desarrollado en varios países a través del cultivo de cepas de plantas de marihuana sin THC.

Asimismo, ha sido valorado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien efectivamente lo identifica como un producto seguro que no genera ningún tipo de adicción.

Comercialización del CBD

Para que un aceite CBD sea legal en España, deberá tenerse en cuenta su porcentaje en componentes psicotrópicos. A la hora de elegir el mejor aceite de cannabidiol, también hay que tener en cuenta que no posea aditivos que pudieran ocasionar efectos adversos.

La empresa Higea CBD ha comenzado a ofrecer en nuestro país diferentes presentaciones de aceite CBD con todas las garantías tanto médicas como legales, y todos sus productos proceden de cultivos orgánicos y naturales.

Para qué se utiliza el aceite CBD

El aceite CBD tiene varios efectos para la salud, siendo los más importantes el alivio del dolor y la inflamación, el tratamiento del insomnio, su efecto relajante, y sus efectos beneficiosos en cosmética para la piel y el cabello.

Multitud de pacientes en el mundo se ven beneficiados por el aceite CBD, tales como los que padecen epilepsia o ansiedad. Esta última afecta a más de un 15% de la población mundial, por lo que la prometedora relación entre CBD y ansiedad, ya sea como complemento a tratamientos convencionales o por sí misma, está generando grandes expectativas en la comunidad científica.

Sin embargo, el efecto mejor conocido del CBD es el que lo relaciona con su capacidad antiinflamatoria, influyendo en el sistema endocannabinoide para modular nuestra tolerancia al dolor. Es por esto que no es extraño que se use en formato de crema antiinflamatoria para deportistas.

Los estudios científicos han ido señalando sus beneficios en casos de enfermedades reumáticas e intestinales, así como también en alteraciones pancreáticas y artríticas.

Su efecto neuroprotector ayuda también en enfermedades como el Alzheimer, la Esclerosis Múltiple, la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), la enfermedad de Huntington (EH) o la enfermedad de Parkinson.

En definitiva, los pacientes que sufren dolor crónico y/o procesos de índole inflamatoria, así como los deportistas y las personas con trastornos del sueño o de ansiedad que no han llegado a encontrar un tratamiento efectivo, pueden encontrar en el aceite de CBD una gran ayuda como tratamiento por sí mismo o como ayuda a sus tratamientos convencionales. Higea CBD garantiza la seguridad de consumir un producto totalmente natural y sin efectos psicotrópicos, que se comercializa de forma completamente legal.