mercado de valores

Seguramente, alguna vez habrás escuchado hablar sobre las acciones de una empresa, pero, ¿Sabes de qué se tratan? Las acciones de una empresa son un tipo de garantía que representan un porcentaje de interés sobre la propiedad de dicha empresa, lo que quiere decir que el accionista (comprador de acciones) es dueño de una pequeña o gran parte de esa empresa, por medio de esas acciones en las que invirtió.

Mediante la venta de acciones a través de plataformas de negociación en línea como MetaTrader 4, las empresas pueden recaudar capital para: Lanzar nuevos productos, invertir en publicidad, expandir sus operaciones, invertir en Forex para incluirse en el comercio de divisas, e incluso, para pagar deudas, por lo que este será un capital extra que ingresará a la compañía, sin gastos adicionales.

Para los inversionistas, estas acciones le permitirán ganar dinero por medio de las ganancias que a su vez obtenga la empresa, basado por supuesto, en el porcentaje de sus acciones, así como los pagos de dividendos de la empresa.

Los precios de dichas acciones influyen mucho en la confianza de los inversionistas y esto a su vez influye en la economía en general, no obstante, también la economía puede afectar los mercados de valores de las acciones empresariales.

Las acciones y el mercado de valores:

Cada empresa puede darle un valor específico a sus acciones individuales dependiendo de la valoración de su compañía, por ello se dice que los precios de las acciones pueden ser dinámicas, lo que hace que también el mercado de valores sea dinámico y algunas veces volátil.

Observa aquí el precio de las acciones de las empresas más importantes de España.

Los precios de las acciones suelen tener tendencias a la baja o en alza, lo que suele afectar de forma psicológica a los accionistas y las empresas inversoras.

Las tendencias de los mercados de valores en alza hacen que los inversionistas se sientan confiados de invertir, ya que se sienten tranquilos con respecto a la dirección de la economía, y si estos precios siguen aumentando cada vez, serán más los inversores que decidirán entrar al mercado de acciones.

Sin embargo, un mercado de valores con tendencia a la baja suele tener un efecto completamente contrario, ya que tanto las empresas como los inversionistas se sienten pesimistas con respecto a la economía.

Los informes sobre el mercado de valores con tendencia a la baja, suele crear pánico y las personas comienzan a mover sus fondos para acciones con bajo riesgo, lo que hace que se disminuya aún más el precio de las acciones de muchas empresas.

Tendencias bursátiles y cómo afectan a los gastos de los accionistas:

Cuando la bolsa de valores tiene tendencia alcista, se crea un efecto de riqueza y abundancia sobre los inversionistas y demás consumidores, ya que se sienten más seguros a medida que va aumentando el valor de sus carteras de inversión.

Los inversionistas suelen invertir en más lujos, apartamentos, casas, en Forex, y en el comercio de divisas, compran autos de último año y mucho más, lo que les da la oportunidad a muchas empresas de crecer, ya que se cuenta con más personas interesadas en comprar.

Cuando la tendencia bursátil está a la baja, el efecto es contrario: la caída del valor de las acciones genera también una caída en la cartera de inversiones, lo que genera incertidumbre entre los accionistas sobre el futuro de su economía personal y la economía en general.

Esto hace que las personas disminuyan sus gastos en general y se centren solo en los gastos esenciales, lo que ralentiza el crecimiento económico del país, ya que los gastos de los consumidores son un elemento primordial para la estabilidad del producto interno bruto.

Como vemos, la compra y venta de acciones de empresas influye mucho en la estabilidad económica de un país y, a su vez, la economía de este país puede afectar el costo de las acciones de las empresas que se encuentran en él.