Quantum Capital de Munich (Alemania) ha manifestado este lunes que se ofrece a ser parte de la solución y que sigue manteniendo su interés por convertir la antigua planta de Alcoa en Avilés en el primer centro de reciclado de aluminio de Europa y que está en disposición de ayudar a todas las partes implicadas en encontrar una solución válida.

Quantum ha recordado que participó en un proceso competitivo para presentar un plan de reindustrialización para adquirir la planta de Alcoa en Avilés, invitado por la propia Alcoa. En dicho proceso, Quantum quedó finalista, resultando adjudicado otro inversor con un plan industrial “que se ha demostrado inexistente”.

El plan de Quantum implicaba la incorporación de la planta de Avilés al grupo industrial del aluminio de Quantum en Europa, (Leichtmetall y Slim) con 800 millones de facturación y presencia industrial en Alemania, Francia e Italia. Esta estructura aseguraba desde el principio, según la empresa, el 60% de las ventas de la nueva compañía dentro del propio grupo del aluminio de Quantum, sin depender de Alcoa.

“El plan industrial de Quantum contaba con un programa de inversiones y no estaba sujeto al precio de la energía ni a subvenciones de ningún tipo”, sostienen desde la compañía alemana.

Comentarios de Facebook