aplazar deudas

La liquidez de los autónomos ha sido siempre un tema espinoso. Los retrasos en los pagos de facturas están a la orden del día y no son pocos los profesionales que se encuentran con que esto da lugar a que ellos mismos tampoco puedan atender a sus obligaciones de pago. Por eso es tan importante contar con un sistema de actuación que garantice al profesional que siempre va a tener dinero disponible cuando lo necesite.

De hecho, la liquidez se ha vuelto ahora más importante que nunca. La pandemia está dejando una importante crisis económica que está afectando de forma intensa y directa a quienes tienen su propio negocio. Para los autónomos tener dinero disponible es la única manera de poder sacar a flote su negocio en estos tiempos difíciles.

Liquidez a corto y largo plazo

ganar liquidez

Lo primero que debe tener en cuenta el autónomo es que hay dos tipos de liquidez, a corto y largo plazo. La liquidez a corto plazo le va a permitir atender gastos inmediatos como el pago a proveedores o el alquiler del local en el que tiene su negocio, mientras que la liquidez a largo plazo permitirá tener dinero para atender a gastos tales como el pago de impuestos o la adquisición de un nuevo vehículo para la empresa.

Dado que las necesidades de liquidez no siempre son iguales, las alternativas de financiación tampoco lo son. Las medidas para obtener financiación a corto plazo suelen ser mucho más accesibles, pero a cambio permiten acceder a una cantidad menor de dinero. Así que antes de elegir entre un sistema de liquidez u otro hay que tener muy claro si se busca liquidez a corto o a largo plazo.